¿Todas las transgresiones son pecados?

por Kevin Graham.

¿Todas las transgresiones son pecados? McKeever y Johnson, como muchos otros críticos, parecen tener un problema con los SUD referentes a la “transgresión” de Adán en lugar de “pecado”. Después de citar algunos líderes SUD que se refieren a la transgresión como un acto totalmente diferente que el pecado, nos citan 1 Juan 3:4 que dice: “Todo el que comete pecado quebranta la ley; de hecho, el pecado es transgresión de la ley” (NVI).

Todo esto está muy bien, pero la escritura que se hace referencia no dice que toda transgresión es pecado. Simplemente dice que si alguien peca, entonces es una transgresión de una ley. Naturalmente, todo pecado es una transgresión, pero esto no significa necesariamente que todas las transgresiones son pecados. Esto es perfectamente aceptable en el pensamiento SUD. Santiago distingue, además, este concepto cuando dijo, “El que sabe hacer lo bueno y no lo hace, comete pecado”. (Santiago 4:17)

Esto nos dice que el pecado es sólo un pecado cuando la persona esta consciente de lo bueno, y sin embargo, lo niega. Según Génesis, Adán y Eva no sabían la diferencia entre el bien y el mal (lo bueno y lo malo) hasta después de que comieron del fruto. Así que teniendo en cuenta la definición de Santiago sobre el pecado, la explicación SUD encaja perfectamente. El mayor de argumentos presentados por los críticos es Romanos 5:12-15, que se refiere al pecado “de Adán”.

“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron Antes de la Ley ya había pecado en el mundo; pero donde no hay Ley, no se inculpa de pecado. No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir. Pero el don no fue como la transgresión, porque si por la transgresión de aquel uno muchos murieron, la gracia y el don de Dios abundaron para muchos por la gracia de un solo hombre, Jesucristo.” ( Romanos 5:12-15).

Realmente arruinan su argumento cuando citan los versículos 18-19: “Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación [no sólo violan la ley], a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación que produce vida. Así como por la desobediencia de un hombre muchos fueron constituidos pecadores [no sólo violan la ley], así también por la obediencia de uno, muchos serán constituidos justos.” (18-19)

Los Santos de los Últimos Días también están de acuerdo en que la caída introdujo el pecado al mundo pero esta parte de su argumento es discutible. Todo acto después de la transgresión de Adán era considerado pecado, porque la humanidad había conocido la diferencia entre el bien y el mal. Lo que los SUD reconocen, sin embargo, es que la caída se le conoce como transgresión en ” casi todo las veces en la Biblia”. De hecho, el versículo que presentaron de Pablo es el único ejemplo de la Biblia, donde la transgresión de Adán se le llama pecado.

Después de que Santiago ha arrojado algo de luz sobre lo que constituye el «pecado», debemos preguntarnos si existe realmente alguna diferencia entre el “pecado” y la “transgresión” y si Pablo hubo entendido estos términos de manera intercambiable. Obviamente, en el versículo 14 de Romanos Pablo dice “la transgresión de Adán”. Pero también en Hechos 1:25 Pablo se refiere al obvio pecado de Judas como “transgresión”. Así que me parece perfectamente claro que Pablo usó los dos términos indistintamente.

¿El hebreo (Antiguo Testamento) mezcla el uso de la transgresión con la definición de Santiago y la descripción SUD?

Si no hay ninguna diferencia entre los dos, y son una definición en realidad, entonces ¿por qué hay tantas escrituras en el Antiguo Testamento que se refiere a los pecados y sus transgresiones? Se podría pensar que sería matar dos pájaros de un tiro por sólo decir una o la otra. Por ejemplo, los Salmos 25:7 afirma que ” De los pecados de mi juventud y de mis rebeliones no te acuerdes. “, y Josué 24:19 afirma que ” Porque él es Dios santo y Dios celoso. No les tolerará sus rebeliones y pecados.” ¿No sería la segunda frase implicada de forma automática por la primera, si la definición estricta de nuestro crítico fuera cierto? Es evidente que es plausible que podrían significar dos cosas diferentes. Si fueran intercambiables en el hebreo, entonces ¿por qué no Génesis (o la totalidad del hebreo del Antiguo Testamento, para este caso) sobre la mención de la transgresión de Adán como “el pecado” de Adán.

De hecho, la primera vez que la Biblia menciona el pecado fue con Caín y no con Adán y Eva; (Genesis 4:7.) la primera transgresión bíblica sancionada después de que la humanidad conocía la diferencia entre el bien y el mal. De nuevo, esto se ajusta perfectamente con Santiago 4:17 y la comprensión SUD sobre la falta de conocimiento entre el bien y el mal.

Esto es sólo para la reflexión, pero yo realmente no veo el gran problema con el pecado contra la transgresión. Algunos líderes de los SUD han tratado de hacer una distinción entre el pecado y la transgresión, al igual que otros escritores bíblicos lo han hecho. Creo que la línea entre los dos es tan delgada que uno no puede evitar superponerlas a veces. Lo que me parece interesante es que el gran reformador, John Wesley, parecían estar de acuerdo con la idea de que todas la transgresiones no son pecado cuando los divide como voluntarios e involuntarios:

En cualquier caso, esta cuestión es realmente irrelevante, ya que no creo que ningún profeta SUD haya dicho nunca que la transgresión de Adán no era un pecado “en ningún sentido.” De hecho, eso es exactamente lo que su cita de Joseph Fielding Smith al decir: “Esta fue una transgresión de la ley, pero no un pecado en el sentido estricto, ya que era algo que Adán y Eva tuvieron que hacer”. (Joseph Fielding Smith, “The Fall of Adam: Status of Adam Before the Fall,” Doctrines of Salvation, Vol. 1, edited by Bruce R. McConkie (Salt Lake City: Bookcraft, 1954), 107.)

Los críticos han respondido a esta explicación bastante insatisfechos. Principalmente porque creemos que Dios dio un mandamiento que él esperaba que se desobedeciera. Algunos críticos SUD tienen problemas con esto, pero me parece muy irónico ya que la mayoría de ellos parecen coincidir en que la humanidad es intrínsecamente pecaminosa, sin embargo, Dios nos manda a obedecer y no obstante ser perfectos. (Mateo 5:48.)

Fuente: Mundo SUD

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión, de Seminario, y Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Director Sala de Prensa para La Iglesia en Chile, Área Sudamérica Sur

3 comments on ¿Todas las transgresiones son pecados?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *