Presidente Nelson fue elogiado en México por su compromiso con la familia

La incansable defensa de la Iglesia por la familia y su misión divinamente cargada de servir a otros le ha ayudado a ganar amigos influyentes y un amplio respeto a lo largo de todo México.

Esta profunda conexión entre la Iglesia y esta nación de más de un millón de Santos de los Últimos Días quizás nunca fue más evidente que durante la reciente visita del Presidente Russell M. Nelson. El Presidente del Quórum de los Doce Apóstoles fue recibido en México con un entusiasmo sin precedentes de legisladores nacionales e importantes líderes religiosos y empresariales.

Mientras tanto, decenas de miles de miembros de todo el país se reunieron en audiencias en vivo o por medio de transmisiones de Internet a nivel nacional para escuchar consejo del Presidente Nelson y el Élder L. Whitney Clayton, Presidente Senior de la Presidencia de los Setenta.

Con sus 13 templos, 240 estacas y 34 misiones, “México es ahora parte del corazón de la Iglesia”, dijo el presidente Nelson en una entrevista con Church News.

Durante su viaje de nueve días en México (del 18 al 26 de febrero), el presidente Nelson y el élder Clayton también participaron en la revisión anual del Área de México. Ellos regresaron a casa animados por el continuo crecimiento de la Iglesia y la dedicación de sus líderes del sacerdocio y de la Sociedad de Socorro y muchos miembros.

El Área de México, señaló el Presidente Nelson, es dirigido por una presidencia de área de probada capacidad: el élder Paul B. Pieper, el élder Arnulfo Valenzuela y el élder Rafael E. Pino.

“Damos mucho crédito a estos tres líderes y a sus maravillosas esposas”, dijo.

Reuniones con líderes cívicos y religiosos

El presidente Nelson y el élder Clayton estaban en México en un momento de turbulencia social. En medio de los desafíos a las familias tradicionales, muchos en el gobierno se han unido en defensa de la familia. Los grupos religiosos también han sido galvanizados por este esfuerzo fundamental, pro-familia.

El largo compromiso de la Iglesia con la preservación de las familias le ha hecho ganar muchos nuevos amigos en México en los últimos años.

El 20 de febrero, el arzobispo católico Carlos Aguiar Retes y el destacado empresario mexicano Patrick Slim se reunieron con el presidente Nelson, el élder Clayton y la presidencia de la zona de México en su hotel en la ciudad de México.

El Arzobispo Aguiar Retes y el Sr. Slim son bien conocidos por su propio compromiso con las familias y con la protección de las libertad religiosa.

“También están muy ansiosos por defender el matrimonio tradicional y salvaguardar a la juventud de México”, dijo el presidente Nelson.

El día siguiente, el 21 de febrero, marcó un momento histórico para la Iglesia en México cuando el Presidente del Quórum de los Doce Apóstoles fue reconocido en la Cámara de Diputados de México, la Cámara de Diputados de la nación.

“El Presidente Nelson fue presentado como un líder de la Iglesia y fue reconocido por el bien que la Iglesia ha hecho en la defensa de la libertad religiosa y la familia en México”, dijo el élder Clayton.

Los Hermanos visitantes y la Presidencia del Área de México también disfrutaron de un desayuno con los miembros de la Cámara de Diputados de México. Una vez más, el Presidente Nelson y sus colegas hablaron sobre el compromiso de la Iglesia de defender a las familias de México.

Otras reuniones con líderes religiosos y gubernamentales incluyeron una visita a la casa del gobernador de Tamaulipas, Javier García Cabeza de Vaca y su esposa, la Primera Dama Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca. El Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, organizó una reunión de desayuno para los Hermanos en su casa. Sus discusiones estaban ancladas a su compromiso compartido con las familias y al servicio de los demás.

El Presidente Nelson dijo a Church News que desde su llamado a los Doce hace 33 años, nunca ha sentido tanto entusiasmo y respeto por parte de líderes cívicos y religiosos.

“Es una señal de respeto a los miembros de la Iglesia en México que son buenos ciudadanos y que mantienen la ley y hacen de sus comunidades mejores lugares para vivir”, dijo. “La gente en México ha aprendido que los Santos de los Últimos Días son gente de acción. Son una fuerza activa para el bien en sus comunidades “.

Adorando junto con los miembros y misioneros

Tanto el presidente Nelson como el Élder Clayton disfrutaron de estar con los santos mexicanos.

Ellos participaron en una variedad de reuniones de los miembros – incluyendo conferencias del liderazgo del sacerdocio, conferencias de la multi-estaca, un devocional para los empleados y un devocional de la juventud que fue difundido a través del país. Su itinerario incluyó paradas en Ciudad de México, Culiacán, Ciudad Victoria y Monterrey.

Su consejo a los miembros era simple: El Señor bendice a Sus hijos cuando guardan Sus mandamientos.

“Me impresionaron los niños y los jóvenes. Ellos están enérgicos y entusiasmados con su membresía en la Iglesia “, dijo el presidente Nelson. “Se les enseña bien en sus casas”.

La difusión del devocional de la juventud del 19 de febrero permitió a jóvenes de todo México presentar preguntas a los Hermanos y a sus esposas. Los jóvenes expertos en tecnología participaron utilizando varios dispositivos electrónicos. Sus preguntas para el presidente Nelson y los demás fueron reflexivas y enfocadas en construir su relación con el Señor.

Reunirse con los misioneros fue también un punto culminante. Los Hermanos participaron en reuniones misionales en Ciudad Victoria, Monterrey, Culiacán y en el Centro de Capacitación Misional de la Ciudad de México.

“Estar con los misioneros es una de las cosas más felices que hacemos”, dijo el élder Clayton.

Los misioneros, añadió el presidente Nelson, “son el orgullo de la Iglesia. No hay mejor inversión de nuestro tiempo que visitar a los misioneros”.

El 29 de enero de 2013, el Presidente Nelson anunció planes para convertir la escuela de propiedad benéfica de la Iglesia Benemerito de las Américas en un centro de entrenamiento misional. Prometió que el nuevo MTC de Ciudad de México se convertiría en un lugar de aprendizaje para legiones de nuevos misioneros llamados a misiones de habla hispana.

Cuatro años más tarde, presidió un devocional misional el 21 de febrero en el MTC. En la audiencia había cientos de jóvenes élderes y hermanas preparándose para compartir el evangelio en español.

“Lograr el cierre de esa promesa fue una experiencia muy satisfactoria”, dijo.

 

 

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Camila Meza Lillo

Camila Meza Lillo

Artículo por Camila Meza. En el ejercicio de su profesión de Arquitecto ha aportado a varios proyectos de La Iglesia. Le gusta viajar y aprender de las distintas culturas. Gracias a una de sus pasiones: la música, tuvo la oportunidad de conocer a su esposo, en los coros de Navidad de Instituto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *