¡Presidente Nelson… Por qué estoy tan emocionado de sostenerlo!