Presidente Monson desafía a los Santos a encontrar Valor para Creer

Valor: es algo que los héroes de la escrituras tienen en gran cantidad. Pero, para aquellos de nosotros que no cruzaremos los océanos ni formaremos  parte de ejércitos, ¿cómo demostramos valentía en nuestra fe?

El presidente Monson compartió recientemente un post en Facebook sobre el valor que se necesita para creer en el Evangelio en nuestra época, algo que necesitamos en la vida diaria, no sólo en los momentos de dificultades extremas.

“Tal vez necesiten valor para creer; a veces será necesario al obedecer. Con seguridad les será requerido para perseverar hasta el día en que abandonen esta existencia mortal.

A lo largo de los años he hablado con muchas personas que me han dicho: “Tengo tantos problemas, verdaderas preocupaciones; estoy abrumado con los desafíos de la vida; ¿qué puedo hacer?”.

Les he dado a ellos, y les doy a ustedes ahora, esta sugerencia: busquen la guía divina una vez al día. Vivir la vida por metros es difícil; pero vivirla centímetro a centímetro es pan comido. Cada uno de nosotros puede ser leal por un día —y luego otro, y otro más después de eso— hasta que hemos vivido una vida guiados por el Espíritu, una vida cerca del Señor, una vida de buenas obras y rectitud.

El Salvador prometió: “Mirad hacia mí, y perseverad hasta el fin, y viviréis; porque al que persevere hasta el fin, le daré vida eterna”

¿Tenemos nosotros el valor de creer de verdad y mantenemos fieles a nuestra fe, independientemente de lo que viene a nuestras vidas?

 

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Camila Meza Lillo

Camila Meza Lillo

Artículo por Camila Meza. En el ejercicio de su profesión de Arquitecto ha aportado a varios proyectos de La Iglesia. Le gusta viajar y aprender de las distintas culturas. Gracias a una de sus pasiones: la música, tuvo la oportunidad de conocer a su esposo, en los coros de Navidad de Instituto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *