Mormones son más Exitosos en los Negocios que el promedio

por Hernán Toledo M.

Culturalmente los mormones no somos iguales al resto de las personas mormonas. No lo digo en sentido egocéntrico sino por nuestras tradiciones distintivas. La gente en general no se cuida del alcohol o las drogas, no tiene una reserva de alimentos por hasta 3 meses, no tienen familias tan numerosas, no luchan por los valores familiares tradicionales ni sus propios principios, salvo algunas excepciones. Los mormones por lo general somos personas optimistas, cordiales, con ganas de servir, y muy emprendedoras, aunque también puede haber excepciones. Podríamos agregar que tenemos cierta pasión por los negocios.

Hay algunos ejemplos de mormones apasionados por los negocios que podemos nombrar y ver sus evidentes logros.

David Neeleman fundó dos compañías aéreas, que ofrecen precios bajos. Se llaman JetBlue en USA, y Azul en Brasil.
Mitt Romney fundó Bain Capital, una fuenta inagotable de capital privado.
Jon Huntsman fundó la Corporación Huntsman, un gigante de productos químicos, valorado en 12 mil millones de dólares.
Harris Simmons dirige el banco Zion Bancorporation.
Eric Varvel es el Jefe del Banco Inversiones Credit Suisse.
JW Marriott dirige la cadena mundial de Hoteles que fundó su padre.
Todos ellos son mormones y podríamos seguir enumerando casos de éxito en cada país.

Además se nos incentiva a educarnos constantemente. De hecho La iglesia ha promovido programas de educación y de trabajo. Se ha contruido la Escuela de Negocios Marriott, con gran infraestructura y excelentes recursos. Ha sido nombrada por muchos años consecutivos entre los primeros lugares de instituciones educacionales según relación Calidad/Precio, cobrando apenas un quinto del valor promedio de educación en los programas que ofrece. Los mormones son una fuerza tal que en la Escuela de Negocios de Harvard la gente bromea acerca de que todos serán dominados por las tres “M” (Los McKinsey, los Militares y los Mormones). Clayton Christensen de la Universidad de Harvard es uno de los pensadores y administradores más importantes del mundo. Stephen Covey, autor del libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, es uno de sus principales gurús de autoayuda.

No es de extrañar que jóvenes mormones sigan sumándose a los negocios. Provo, el hogar de la Universidad Brigham Young, es un centro de alta tecnología, es el hogar de Novell y cientos de otras compañías de computadoras y de diseño gráfico. Los grandes bancos de inversión han añadido a la Escuela Marriott de Harvard y Wharton como uno de sus territorios de caza favoritos. Goldman Sachs ha abierto una de sus oficinas más grandes fuera de Nueva York en Salt Lake City, ciudad llamada “capital mormona”. Jeremy Andrus, un joven ejecutivo, ha tomado recientemente Skullcandy, una empresa de auriculares pública por $125 millones. Los ingresos pér cápita por hogar en Utah, donde predominan mormones, está por encima de la media de América.

¿Cómo se explica el éxito de los mormones? El medio The Economist explica que La vida limpia y sana probablemente ayuda: el alcohol nubla el juicio y lubrica los malos tratos. Una historia de persecución puede fomentar la autosuficiencia: En el siglo 19 los mormones caminaron hacia el oeste a través de llanuras y montañas para escapar de los fanáticos que asesinaron al profeta Joseph Smith, en 1844. Los mormones modernos tienen algo en común con otras minorías, siendo más laboriosos, tanto como los trabajadores destacados en la India, en China o Israel. Pero parte de la respuesta puede estar en la propia fe. El mormonismo, la única religión global que surgió en los últimos 200 años, es en cierto modo más favorable a las empresas que sus rivales más antiguos.

Los mormones veneramos la organización. Somos muy ordenados. Creemos que Dios creó el mundo a partir del caos o desorden, más que de la nada. También creemos que los hombres y las mujeres son capaces de “progresar eternamente” hacia la “divinidad”, siempre y cuando se trabaje por ello. La Iglesia es probablemente la organización más odenanda en el mundo. El Presidente y los Doce y Setentas representan esta organización. Por debajo de ellos, la iglesia cuenta con una multitud de voluntarios laicos. La iglesia tiene una organización para niños. Luego los varones Se convierten en “diáconos” a las 12 y se les da asignaciones más exigentes a medida que cumplen años. Se espera que los miembros paguen sus diezmos y presten servicio.

La tradición misionera

Un mandamiento importante y además el crisol de entrenamiento para la vida de los jóvenes mormones es la misión. Los varones sirven como misioneros de dos años al cumplir los 18; las mujeres durante 18 meses al cumplir los 19. Muchas veces aprenden un nuevo idioma. Tienen un compañero a la vez por diferentes períodos durante los 2 años, y no pueden comunicarse con sus familia, salvo en navidad y día de la madre. Se espera una jornada de proselitismo durante diez horas al día, seis días a la semana. Algunos otros grupos no experimentan nada tan exigente en una edad similar. Una excepción son los jóvenes israelíes, que pasan agotadores años en el ejército, y que también tienen una destacada trayectoria como empresarios.

La obra misional proporciona jóvenes SUD (santos de los últimos días, o mormones) con una fluidez en lenguas extranjeras que es poco común en los Estados Unidos. Neeleman, por ejemplo, nació en Brasil y volvió allí para hacer una misión. Su idea de la cultura local más su portugués fluido, hacen que sea más fácil para él adaptar lo que aprendió sobre la ejecución de las líneas aéreas en los Estados Unidos ahora en el mercado brasileño.

La obra misional también enseña a los jóvenes mormones a perseverar a pesar de las experiencias duras. Tienen que vender un producto del que casi no hay demanda: una versión peculiar del cristianismo desde el punto de vista del mundo, que enseña que Cristo hizo una visita posterior a su resurrección en América, que la Nueva Sión también estará en América, que el consumo de alcohol es un pecado, y muchas otras práctica que creemos han sido reveladas por un profeta quien preside la iglesia según la revelación de Dios. El diario The Economist dice que después de todas estas experiencias en la vida de un misionero mormón, la venta de billetes de avión o seguros de vida debe ser un juego de niños.

Fuente: Datos publicados en The Economist

Artículo elaborado por Hernán Toledo M., Ingeniero Industrial. Apasionado de las letras y las artes. Con interés en enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Misionero, Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión, Maestro de Seminario, entre otros.

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión y de Seminario, Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Administrador Sala de Prensa para La Iglesia en el Área Sudamérica Sur.

3 comments on Mormones son más Exitosos en los Negocios que el promedio

  1. Soy mormona tengo mucho orgullo de pertenecer al Evangelio verdadero se que el espíritu Santo nos guía en el camino por esta vida temporal por eso muchos son tan exitosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *