Todo lo que necesitas saber para Prepararte para el Templo

¡Vas a entrar al templo! ¿Podemos simplemente absorber por dos segundos lo emocionante que eso es? Si has sido miembro de la Iglesia durante 100 años o 1, este es un gran momento. No porque algo extraño va a suceder, sino porque estás a punto de hacer otro convenio por el cual has venido a esta tierra con el propósito de hacer!

“Recibir tu investidura” es simplemente otra manera de decir “hacer un convenio”. Al igual que cuando fuimos bautizados, cuando vamos al templo hacemos promesas al Señor con respecto a cómo vamos a vivir nuestras vidas individuales. Hacer y MANTENER estos convenios nos ayuda a convertirnos en la persona a la que vinimos a esta tierra para llegar a ser.

Mi escritura favorita sobre esta idea está en Alma 53. Antes de sus días de guerreros “rebeldes”, los jovenes que componían el Ejército de Helamán eran sólo buenos chicos normales criados por buenas mamás. Sus padres hicieron un convenio para no pelear, pero los chicos no habían hecho ese convenio. En cambio, “hicieron un convenio para luchar por la libertad de los nefitas”. La parte buena está en el versículo 19:

Y he aquí, como hasta entonces nunca habían sido desventaja alguna para los nefitas, se tornaron, en esta ocasión, en un fuerte apoyo”.

¿Lo ves? Hacer un convenio les ayudó a ir de bueno a excelente. ¡Eso es exactamente lo que este nuevo convenio puede hacer por ti! Te estás acercando un paso más a la maravillosa persona a la que estás destinado a ser.

Puede haber un montón de emociones que conllevan el asistir al templo por primera vez y creo que todas están justificados. (Algunas más que otros.)  Dos pequeños consejos para ayudarte a combatir los miedos

1. Prepárate 2. Relájate

Este artículo está pensado para ayudar a prepararte. Voy a abordar el aspecto “relájate” al final.

A continuación encontrarás recursos que yo y muchos otros hemos encontrado útiles cuando nos preparamos para entrar en el templo. Estoy seguro de que también sabes de otros recursos impresionantes. Este es sólo un buen lugar para comenzar.

Recursos para el estudio

Consejo: Empieza con una oración y enfocate en tus pensamientos y sentimientos más que en las palabras que lees. El Espíritu es tu tutor personal. Él te enseñará exactamente lo que TÚ necesitas aprender y entender. Los siguientes recursos son solo herramientas para ayudarte a escuchar lo que el Espíritu tiene que decir.

Este es un gran libro de 37 páginas publicado por la Iglesia. Puedes leerlo, imprimirlo, escucharlo o descargarlo AQUÍ, o puedes hacerlo desde el Centro de distribución.  Toma un poco de tiempo, y no te sientas mal si no lo lees en un recorrido. Mi madre siempre dice que lo mejor es beber varios vasos de agua durante todo el día en lugar de una jarra entera antes de acostarse.

Este discurso examina algunos de los detalles básicos del templo, como la recomendación, entrevistas, vestimenta y convenios.

Ya sea que vayas a una misión o no, Predicad Mi Evangelio es una mina de oro de recursos y consejos de estudio.

Sugiero especialmente

Capítulo 3, Lección 3
Capítulo 11, ¿Cómo ayudo a las personas a hacer y a guardar compromisos? – Cambia el título a “¿Cómo me ayudo a hacer y a guardar compromisos?” Y estarás listo para comenzar!
Capítulo 6, ¿Cómo desarrollo atributos semejantes a los de Cristo?
El propósito de nuestra vida en la tierra así como el propósito del templo es ayudarnos a ser más como Jesucristo. Nunca duele repasar los conceptos básicos de lo que lo hacen a Él en el mejor hermano mayor de todos los tiempos.

Consejos que yo recibí

Sé que no todo el mundo tiene personas con la que puedan hablar sobre el templo. Si es así para ti o no, compartiré lo que otros compartieron conmigo. Seres queridos me dieron grandes consejos y la mayoría de ellos son seres humanos realmente normales y buenos.

Ayuna antes, específicamente para sentir el Espíritu cuando vayas, pero NO ayunes el día en que vayas -Judy Nelson
Relájate. Trata de no insistir en recordar todo porque es un proceso de aprendizaje como el evangelio. – Cindy Ries
Toma el enfoque de las “pequeñas y simples cosas”: ten enfoque en los principios y doctrinas que reconoces y deja que todo se absorba en el tiempo. – John Evans
Recuerda que lo que sucede en el templo proviene del Antiguo Testamento. Y el Antiguo Testamento es muy ANTIGUO. El mismo servicio sucedió hace miles de años. – Zach Goodrich
Estaba nervioso de que algo realmente espeluznante iba a suceder. Ojalá alguien me hubiera dicho antes que no sería extraño. – Mary Parker
Concéntrate en sentir el Espíritu, pero no te asustes si no tienes una MASIVA experiencia espiritual. – Abrie Shep
Recuerda a todas las personas que conoces y amas que ya han estado allí y asiste con frecuencia. Confía en ellos y confía en el Espíritu. Lauren

A pesar de que usar la investidura es muy diferente de lo que estás acostumbrado, te acostumbrarás muy rápidamente. – Leighana Chae

Mi mejor consejo

Como estoy segura de que estás experimentando, todo el mundo tiene una opinión sobre cómo debes prepararte para el templo. Escucha a los que amas y respetas, pero recuerda que esto es entre tú y tu Padre Celestial.

Como maestra de CCM, tuve la oportunidad de trabajar con mucha gente recientemente investida. Algunos se prepararon mucho para entrar en el templo, y algunos. . . no tanto. Después de hablar con tanta gente, es mi opinión personal que la mejor manera de prepararse para el templo es asistiendo al templo. Ir a menudo, antes y después de recibir tu investidura. Lo veo como estar sentado en primera fila en una clase enseñada por el Espíritu. Él está allí y la mayoría de las distracciones no están. Asiste y no podrás dejar de aprender.

Lo que necesitarás comprar

  • Un vestido para las mujeres o pantalones, camisa, y corbata blanca para los hombres
  • Calcetines blancos y zapatos blancos.

El Centro de Distribución tiene unas zapatillas blancas sencillas y económicas.

  • Garments y ropa ceremoniales
    Hay algunos artículos de ropa especial usados ​​solamente dentro del templo que necesitarás. Es común referirse a este grupo de elementos como un “ceremonial”. Puedes comprar tu ceremonial en un centro de distribución cercano o en línea.
    Comenzarás a usar la investidura durante tu primera visita al templo, así que tendrás que llevar un set contigo. Habla con amigos o familiares acerca de qué telas y estilos (sí, hay diferentes estilos) que prefieren. Compre un par de opciones/tamaños diferentes para probar antes de hacer una gran compra. Es mejor hacer la compra grande una vez que sepas lo que te gusta.
  • Enagua y sujetador para las mujeres
    Es práctico probar tu vestido antes de llevarlo al templo. Sólo probarlo en tu habitación y evaluar la situación transparente y estática. Los sujetadores y los enaguas blancos son muy prácticos para estos casos.

Solo Relájate

Llámame loca, pero me sentí confundida después de mi primera visita al templo porque no sucedió nada extraño o extremo. ¿Me perdí la parte extraña que todo el mundo estaba tan preocupado? No. Honestamente, si haces tu parte para prepararte ante el templo, vas a estar bien. Y cuando digo “preparar” no me refiero a los 40 días y 40 noches mientras leo cada volumen de las Escrituras y tarareando los himnos simultáneamente. Hazlo lo mejor que puedas. Cómo y cuánto te preparas estás entre tú y tu Padre Celestial. Tengo un montón que aprender sobre Él, pero sé que Él es bastante razonable. Él no espera que seas perfecto ahora mismo. Eso sería un poco derrotar el propósito de ir al templo en primer lugar.

(Repito, ¡nada loco va a suceder! ¡HONOR DE SCOUT!)

Te va a encantar. Y seamos reales, si no te encanta después de la primera visita, entonces sigue adelante hasta que lo haga! Todo el mundo es diferente y todo el mundo está autorizado a tener una experiencia diferente. Sólo haz todo lo que puedas para asegurarte de que tu experiencia sea lo mejor para ti, aunque suceda eventualmente.

Fuente: LDSLiving

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión, de Seminario, y Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Director Sala de Prensa para La Iglesia en Chile, Área Sudamérica Sur

1 comment on Todo lo que necesitas saber para Prepararte para el Templo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *