Cómo la Secretaria de 3 Papas llegó a ser Mormona

traducido por Hernán Toledo M.

“Cuando yo era una monja que enseñaba en el convento, los niños me llamaban Hermana Piera, o Sor Piera. Ahora que soy mormona, todavía me llaman Hermana Piera”, comentó Piera Bellaviti Schorr al medio Deseret News en 1976. “Por lo demás, mi vida es muy diferente.”

Y, de hecho, convertirse en una miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días transformó por completo la vida de la hermana Piera… Poco después de la Segunda Guerra Mundial, la hermana Piera se unió a un convento, el orden Madre Pie, convirtiéndose en monja y profesora de primaria. Más tarde se le pidió ir al Vaticano en Roma, donde se convirtió en la secretaria del Papa Pío XII, del Papa Juan XXIII y del Papa Pablo VI.

Durante sus 12 años como secretaria, conoció a obispos, reyes, jefes de estado, y muchas otras personas influyentes. Ella dijo: “Y entonces, un día en el Vaticano el obispo de Carolina del Norte me preguntó si me gustaría ir a Estados Unidos. Sería una misión para mí”. Fue en esta misión, mientras que actuaba como madre superiora de su convento, que la Hermana Piera escuchó por primera vez la palabra “Mormón”. Ella tuvo que buscarlo en el diccionario, ya que nunca había oído esa palabra.

Comentó: “Una monja me dijo que conocía a una familia mormona y que los mormones eran buenas personas. Esta fue la primera vez que supe de los mormones”.

En 1971, Sor Piera volvió a su ciudad natal de Milán, Italia. Fue allí, mientras que en un tranvía a su clase de Inglés, que Sor Piera encontró con dos hombres jóvenes vestidos con trajes.

Ellos pusieron a conversar, y ella pronto supo que se trataba de dos misioneros mormones. Los dos misioneros, Scott Blaser y David Maxwell, le hablaron a la hermana Piera sobre el Libro de Mormón, preguntándole si lo leería. “Unas dos semanas después, los élderes le llevaron el Libro de Mormón al convento.

Teniendo ya crecientes dudas sobre su fe actual, la hermana Piera empezó a leer. “Llegué a tener una creencia en el Libro de Mormón y el profeta,” Sor Piera dijo a Deseret News. “Yo sabía que Dios me proveyó un camino.”

Pero la decisión de dejar su religión y su medio de vida no era fácil para Sor Piera. “Pronto me di cuenta que si me unía a esta iglesia, tendría que renunciar a todo”, dijo la hermana Piera, como se cita en el medio de noticias Moroni Channel. Después de haber hecho voto de pobreza, Sor Piera disponía del convento para todas sus necesidades. Era su trabajo, su seguridad, su familia y su vida social.

Se dio cuenta, “Mi seguridad está aquí, y estoy haciendo el bien”, dijo la hermana Piera, como cita Moroni Channel. “Estoy sirviendo al Señor. Pero este libro es verdad, y ésta es la verdadera Iglesia.”

Después de preguntar al Señor si éste era el camino que Él realmente quería para ella, Sor Piera ayunó y oró durante tres días. Ella continuó, “sentí fuertemente que esta era la verdadera Iglesia, y si quería ser feliz, tenía que seguir la verdad.”

Pero las cosas aún no han sido fáciles después de que Sor Piera aceptó esta nueva fe. Después de escribir una carta a la Madre General contando de sus planes de unirse a la Iglesia SUD, Sor Piera fue visitada por la Madre General que intentó convencerla para recibir ayuda psiquiátrica. Ella también tuvo que escribir una carta al Papa, pidiéndole que la liberara de sus votos.

El 8 de junio de 1974, Sor Piera dejó el convento, todavía vestida con su hábito, y fue bautizada en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

“Nunca olvidaré el espíritu que sentí y el agradecimiento que sentí hacia mi Padre que está en los cielos”, dijo la hermana Piera. “Había enviado a los misioneros y me había dado el Libro de Mormón. Él me dio el valor para renunciar a todo, ir en contra de todo el mundo, para seguir la verdad y unirme a la Iglesia.”

Al mes siguiente, la Hermana Piera viajó a los Estados Unidos. “Vine sin dinero, pero con fe, y de nuevo Dios proveyó un camino”, dijo a Deseret News.

Después de trabajar durante algún tiempo como institutriz, la hermana Piera conoció a William H. Schorr, con quien se casó en el Templo de Salt Lake el 15 de marzo de 1980. Más tarde, después de que sus tres hijos habían crecido, la hermana Piera fue enviada a otra misión, esta vez como un misionera de tiempo completo en el Templo de Berna, Suiza. Ella sirvió como una obrera de ordenanzas en el templo de Salt Lake City y en el Templo de Jordan River antes de fallecer en enero de 2002.

 

Piera with a Missionary

Piera con un misionero

Piera with her husband

Piera y su esposo

Piera and her husband to the Swiss Temple like missionaries

Piera y su esposo como obreros del Templo en Suiza

Piera working like secretary in the Vatican city

Piera trabajando como secretaria del Papa en el Vaticano

Sister Davis

 

Fuentes: Moroni Channel, LDS Living y Doc Bible.

Artículo elaborado por Hernán Toledo M., Ingeniero Industrial. Apasionado de las letras y las artes. Con interés en enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Misionero, Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión, Maestro de Seminario, entre otros.

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, MBA, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto, de Seminario, y Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Director Sala de Prensa para La Iglesia en Chile, Área Sudamérica Sur

5 comments on Cómo la Secretaria de 3 Papas llegó a ser Mormona

  1. A mi todavía no me ha tocado saber que se siente que otra persona te escuche y se convierta a mormón ya que voy a cumplir 2 años en la iglesia, y soy la única miembro de mi familia, pero tengo fe en jesucristo que no seré la única

  2. Durante el tiempo que tengo de ser miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días he tenido la oportunidad de servir como líder misional Durante este tiempo ha conocido a muchas personas de diferentes religiones que han cambiado su vida gracias un sentimiento que el espíritu santo les ha dado de que esta es la iglesia verdadera y que es el camino correcto para seguir a Jesucristo todos tenemos retos y decisiones importantes que tomar pero lo más importante es tener el espíritu para continuar con ellas

    1. Margarita, El Evangelio que Cristo entregó requería congregarse cada semana el primer día (domingo), realizer ciertas ordenanzas como el bautismo, la santa cena en memoria de él, etc. Todo esto no puede ser hecho en su casa, porque debe ser efectuado por alguien que tenga la Autoridad. Todo esto se indica en el Nuevo testamento. A esto se le llama religion. Para Dios no basta con una relación Buena simplemente. Imagínese que usted tenga la major relación con Dios, pero tampoco podrá salvarse, porque Jesús y su EVANGELIO requiren que sea bautizada. Es un solo ejemplo de las muchas cosas que se require hacer dentro de La Iglesia, y que una persona por sí sola no puede. Saludos.

  3. Tengo un testimonio personal de muchas personas que son de otra religión Dios las esta preparando en la fe para recibir el evanjelio verdadero y e podido testificar a muchas personas de la iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días y de todas las respuestas y milagros en mi vida y e podido ver el bautismo y la converción y la conformación del espíritu santo en la vida de personas de otra fe
    cuando encuentren espíritus de fe busquen la guía de Dios y si es necesario ayunen preparence y testifiquen con poder y con espíritu de humildad de esta obra maraillosa y verán milagros como el de esta hermana claro esta en el tiempo y en momento que Dios lo determine no tengan temor y recuerden que no convertimos a ninguna persona por engaño o elocuencia. Las respuestas la da Dios por medio del espíritu santo y otras maneras y medios que el padre celestial convenga si la persona se arrodilla con verdadera fe y le pregunta si todas estas cosas son verdaderas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *