La Poderosa Historia del miembro del Coro que lloró en la Conferencia

La poderosa historia detrás del miembro del coro que lloró en la Conferencia

Para muchos, la música es un conducto especial para sentir el espíritu de Dios y puede expresar una profundo testimonio el cual no se puede expresar con palabras. Esto es más evidente en los himnos, los cuales tienen gran alcance tal como los que son interpretados por el Coro del Tabernáculo Mormón.

Durante la sesión del sábado por la mañana de la 186ª Conferencia General Anual de la Iglesia, los miembros fueron invitados a una impresionante versión de “Come, Thou Fount of Every Blessing.” o lo que en español sería “Ven, fuente de mis bendiciones.”

Sin embargo, algo inusual ocurrió durante la canción y muchos miembros de todo el mundo se dieron cuenta. Las cámaras generalmente enfocan las sonrisas pacíficas de los miembros del coro pero rápidamente cambiaron de lugar y estas se centraron en un solo miembro, C. David Belt. Belt se mantuvo cantando  y visiblemente emocionado a través de sus lágrimas.

Tuvimos la oportunidad de hablar con Belt sobre lo que le conmovió, y cómo él está tratando con toda la atención. Belt ha estado en el Coro casi nueve años; esta es su decimonovena vez cantando en la Conferencia General.

C. David Belt comentó: “Cada vez que canto con el Coro, me siento tan profundamente agradecido”, dijo. “Me sorprende que, de entre todas las personas con mucho talento por ahí, que le encantaría cantar con el Coro del Tabernáculo Mormón, yo haya llegado a estar delante de mi Creador y cantar sus alabanzas con este maravilloso grupo de personas.”

Una de las cosas favoritas de la Belt de estar en el coro es que está cantando los arreglos realizados por el director del Coro de música (y director / compositor), Mack Wilberg. Los arreglos son “tan hermosos, tan elegantes, tan emocionantes,” dijo Belt. “Es como si hubieran embotellado el amor de mi Salvador, condensado en el néctar más dulce, y me pongo a beberlo.”

El régimen especial de “Come, Thou Fount of Every Blessing” no es diferente. A medida que yo estaba cantando, sintía el poder de la Expiación como agua sobre mí.

“Elder Renlund acababa de contar esa historia sobre el sacerdocio de Aarón, la administración del sacramento para una persona, y que el Salvador realizó la Expiación para cada uno de nosotros individualmente. Empecé a llorar tan pronto como comenzó la canción. Me encantan las canciones acerca de la gracia de Jesucristo, de cómo Él pagó por mis pecados. Es muy personal para mí. Acabábamos cantado: “He to rescue me from danger interposed His precious blood” o lo que se traduciría: “Él me rescató del peligro e interpone su preciosa sangre”. Él pagó por mis pecados, lo hizo por mí. Luego cantamos: “Prone to wander, Lord, I feel it, Prone to leave the God I love; Here’s my heart, O take and seal it, Seal it for Thy courts above” o lo que se traduciría: Propenso a vagar, Señor, lo siento. Propensos a dejar al Dios que amo! Aquí está mi corazón. Oh, tómalo y séllalo. Séllalo para tus atrios de antaño.

Me encanta mi Salvador y estoy muy agradecido por lo que hizo por mí. Canciones como estas realmente me tocan.

Belt está honrado y agradecido con su testimonio ya que a través de la música se ha tocado tantos corazones.

“Oro para ser capaz de ayudar a alguien de alguna manera. Soy sólo una de las 360 ​​voces, y a todos nos encanta cantar para el Señor y transmitir todo el amor al cantar sus alabanzas”.

Belt quería asegurarse de que todo el mundo se enterara de que: Todos tenemos el poder de cambiar las vidas de los que nos rodean, compartiendo nuestros talentos. Él se refirió a otra poderosa experiencia que tuvo con el Coro.

Un señor de edad, alto y tan delgado que estaba demacrado, se acercó a Belt y pidió hablar con él. Llevaba un traje oscuro y sombrero de fieltro de color marrón oscuro. Era el 14 de marzo de 2014 y el Coro acababa de terminar su ensayo del domingo por la mañana para su emisión semanal.

El anciano extendió su mano y se presentó.

“Tengo que decirle”, dijo con un ligero temblor en su voz. “He estado pasando por un momento muy difícil en mi vida últimamente. Mi mujer tiene demencia. He sido su única persona a cargo desde hace dos años. Vine aquí hoy, con la esperanza de conocerlo. Todos los domingos, cuando veo ‘Música y Palabras de Inspiración, usted canta con tanta alegría y entusiasmo. Usted, literalmente, me ha salvado la vida varias veces”.

Belt estaba aturdido y sólo pudo murmurar un “gracias” mientras agarraba el hombro del hombre. Esto lo dijo de manera muy emotiva.

“Sé que hacemos el bien como miembros del Coro. Tocamos vidas y corazones. Pero esta experiencia sagrada que trajo el anciano a casa, a mí me tocó de una manera muy personal”. “Cada uno de nosotros afectamos a los que nos rodean, las personas que amamos, nuestros vecinos, compañeros de trabajo, o incluso desconocidos. Puede ser que sea un acto deliberado de bondad o simplemente una sonrisa y una palabra amable. O podría ser simplemente cantando a pleno pulmón. Y en la mayoría de los casos, nunca se sabrá a quien has tocado, y cómo lo has hecho”.

Revive el himno cantado en el siguiente vídeo. Se aprecia su llanto de emoción desde el minuto 3:20…

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión, de Seminario, y Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Director Sala de Prensa para La Iglesia en Chile, Área Sudamérica Sur

4 comments on La Poderosa Historia del miembro del Coro que lloró en la Conferencia

  1. Quien gozó alguna vez cantándole al Señor, sabe que Dios toca el corazón, ensancha el alma y llena los ojos de lágrimas, porque no se puede resistir tan grande influencia.

  2. Realmente senti con mucha fuerza el Espíritu es mi himno favorito. . Llore junto con el hno. Integrante del Coro del Tabernáculo realmente estoy muy agradecida por tan maravillosos Himnos que nos trasmiten todo el Amor de Nuestro Padre Celestial. ..

  3. Es maravilloso cantar los himnos, son una fuente de inspiración ..y me gusta escuchar cantar al coro del Tabernáculo mormon y ver en sus rostros los felices que se sienten, y que son sensibles a lo espiritual. Yo he tenido la oportunidad, en varias ocasiones de participar en el coro de mi Barrio y Estaca, y es simplemente una experiencia maravillosa.

  4. Al igual que Maria Ines. Yo opino que seria genial saber mas de la vida y experiencias de los integrantes de este Maravilloso Coro del Tabernaculo Mormon. Para mi es imprecionante oirlos y verlos cantar, me encantan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *