Joven Matrimonio vence el dolor de la infertilidad con la Adopción

Un sonrisa en medio del dolor de la infertilidad

No es frecuente que una pareja de recién casados ​​piensen que tendrán que luchar contra la infertilidad. Pero mucho menos común, es que una pareja que lucha con la infertilidad usen el humor y la risa como mejor arma.

Los dolores y las angustias de la infertilidad nunca serán olvidados, pero Spencer y Whitney Blake, padres de dos hijos adoptados en Idaho decidieron hacer frente a la prueba con algo que la mayoría de las parejas que nunca se atreven a considerar : el humor.

“Definitivamente hubo días difíciles donde no había mucho por lo que sonreír” explicó Whitney.

“Pero siempre hemos hecho nuestro mejor esfuerzo para tener un semblante alegre. El humor no era una decisión consciente de una sola vez, ya que es sólo un poco de nuestro modo de vida. Nos gusta reír, disfrutar reír juntos. Acabamos de encontrar algo divertido en nuestra situación, y habían algunos momentos en los que no tuvimos que buscar demasiado”.

Para Spencer y Whitney, las cosas no siempre salieron como lo habían planeado. Después de probar durante un año que Whitney saliera embarazada, fueron al medico y fue cuando los diagnosticaron a ambos con “infertilidad inexplicada” y de ese momento hasta ahora continúan en esa lucha.

“Uno de los momentos más difíciles fueron los sentimientos de ser NO APTA” dijo Whitney. “Las familias son fundamentales para el Evangelio, y sabemos que la maternidad es uno de los papeles más importantes con la que sueñan alguna vez todas las mujeres. A veces era difícil de conciliar esas verdades del Evangelio con mi incapacidad para tener hijos. Muchas veces me sentí que no estaba “apuntando hacia arriba” o que no fue suficiente”.

El tener una familia es de un rango muy importante en la cultura SUD , tanto asi, que la mayoría de cada miembro SUD se ven a la luz de criar una familia propia algun día. A pesar de todo eso, ella aprendió que esto de la infertilidad no era un castigo. En un comienzo, Whitney luchó con la idea y se culpaba por la incapacidad para procrear, pero unos pocos años después de los tratamientos de infertilidad, vieron que el plan del Padre Celestial para ellos era hacer crecer una familia mediante la adopción.

Este ensayo no disminuyo su fe, sino que abrio nuevas puertas para que reciban las bendiciones de la paternidad. Fue durante los momentos en que se encontraban con el “corazon roto” y luego de muchas “lagrimas derramadas” que han aprendido a confiar y fortalecer su relación con Dios más profundamente.

“Fue cuando imploraba por mi deseo de lograr la maternidad que, al final, me di cuenta de que El no me estaba diciendo NO”, dijo Whitney. “Él estaba diciendo ESPERA. Sé que algunas bendiciones no vienen durante nuestra experiencia terrenal, pero yo creo que algún día llegaran”.

Las respuestas a las oraciones

Fue en una Conferencia cuando se dijo una escritura muy conocida (1 Nefi 3: 7), y en donde ella se dio cuenta que nuestro Padre Celestial le ayudaría a avanzar y llegar a ser la persona que estaba destinada a ser, con o sin hijos.

“Y sucedió que yo, Nefi, dije a mi padre: Iré y haré lo que el Señor ha mandado, porque sé que él nunca da mandamientos a los hijos de los hombres sin prepararles una vía para que cumplan lo que les ha mandado”.

Aprendí que la maternidad es mucho más que tener hijos, o incluso criar a los hijos“, dijo Whitney. “Podía amar y nutrir a los que están dentro de mi esfera de influencia, y mientras yo estuviera haciendo mi mejor esfuerzo y la utilización de la Expiación, mis esfuerzos serían suficientes. Se que la paz y el entendimiento no llegaron en una noche, pero con una gran cantidad de oración finalmente llegó.

A pesar de que esas oraciones no fueron contestadas para poder dar a luz a su propio hijo, la pareja adoptó a su primer hijo, Mason, en 2012 y dos años más tarde adoptó a su segundo hijo, Kellen. Las bendiciones de la adopción profundizó mas en Spencer y Whitney sus testimonios de que el Padre Celestial conoce verdaderamente a sus hijos. La vida con la infertilidad ya no es concebible, porque ahora tienen a Mason y Kellen, para ser sellados para siempre.

Cuando Spencer y yo estábamos soñando y esperando a nuestros hijos, estábamos esperando a Mason y Kellen“, afirmó Whitney. “No cualquier bebé, estábamos esperando a nuestros bebés. Y gracias a dos madres biológicas valientes, los encontramos. Cuando miro hacia atrás, sobre la creación de nuestra familia, puedo ver las huellas de nuestro Padre Celestial a lo largo de toda ella“.

Y como el Elder Joseph B. Wirthlin, afirmó en su discurso de la Conferencia General de Octubre de 2008 “Venga lo que venga, disfrutalo“, y una de las primeras cosas que podemos hacer en tiempos de prueba y el juicio es “aprender a reír.” Spencer y Whitney se destacan como verdaderos ejemplos de soportar los tiempos difíciles con la fe, ya que aportan un poco de humor a un asunto muy difícil.

Fuente: LDS.net

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión y de Seminario, Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Administrador Sala de Prensa para La Iglesia en el Área Sudamérica Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *