Explicación de las 3 nuevas políticas de La Iglesia ligadas a las relaciones homosexuales.

Traducido por Gabriel Meza

Un comentario como invitado de Michael Terrence Worley en respuesta a las recientes noticias que informan que, de acuerdo a las nuevas políticas de la Iglesia SUD, niños dentro de un matrimonio del mismo sexo (u hogar) no pueden ser bautizados (o bendecidos). Espero escuchar más de la Iglesia sobre el tema que está siendo claramente exagerado por críticos de la iglesia.


Nota: El portavoz de la iglesia, Eric Hawkins, ha confirmado que esta es la política de la iglesia.


¿Sabías que, en la fe de los SUD, un niño no puede ser bautizado sin la aprobación de los padres? ¿O que un(a) esposo(a) no puede ser bautizado sin el consentimiento del esposo o esposa? Además, ¿si los padres practican poligamia, el niño no puede ser bautizado? La Iglesia hace MUCHO para proteger a niños y cónyuges de ser enseñados por una cosa en casa y otra cosa en la Iglesia.


¿Sabías que la fe SUD es muy cuidadosa en cómo proselitar a musulmanes? Incluso en países protegidos por la libertad religiosa de ambos Cristianos y Musulmanes, ya que hay diferencias culturales que hacen que sea peligroso para un Musulmán convertirse en Cristiano.
Cada uno de estas limitaciones proporciona (1) protección para la iglesia, (2) protección para su futuro miembro, y (3) protección para su familia.
Para la Iglesia: le permite enseñar claramente en Plan de Salvación de Dios (centrado en Jesuscristo y el matrimonio entre un hombre y una mujer) sin tener que preocuparse de que aquellos a quienes se le enseña enfrentarán conflictos en su hogar. Para los miembros de la familia de los involucrados: permite la autonomía de la familia y reduce conflictos y segregación. Para el futuro miembro: le ayuda a él a no perder las relaciones vitales de familia (y, si son menores de 18 años, comida y asilo).


Mientras Cristo nos pide que estemos preparados para renunciar a nuestra familia y le sigamos (Mateo 10:37), Él nunca enseña que uno debe intentar ser un buen miembro de la familia y un buen miembro de la iglesia a la vez, si es que ambas unidades están en desacuerdo (de sus distintas enseñanzas).


Permítanme explicar una cosa más antes de que me dirija a la razón por la cual escribí este comentario, si estás de acuerdo conmigo. No es un asunto menor el convertirse en un miembro de la Iglesia SUD. Como expliqué anteriormente, si un adulto musulmán quiere convertirse en un miembro, la iglesia puede negarse a bautizar al candidato simplemente por motivo de los conflictos culturales. Quienes fueron criados en hogares polígamos también tienen requisitos adicionales si es que ellos desean ser bautizados. Esta política no es una señal de falta de amor, sino más bien, en el contexto del Plan de Salvación, un reconocimiento de que las doctrinas y ordenanzas de Cristo son para todos en su tiempo, no en el nuestro. Véase Isaías 55:8-9. Proverbios 3:5-6; Alma 40:8; Moroni 8; Doctrina y Convenios 88:73.


Es este contexto, se actualizaron las políticas de la Iglesia respecto al matrimonio homosexual y los niños que pueden tener a cargo. Dividiré esto en tres políticas.


La primera política es que, elegir contraer matrimonio con una pareja del mismo sexo es incompatible con la membresía de la iglesia (“apostasía”). Como he mencionado anteriormente, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se centra en el valor de la expiación de Cristo en la unión entre un esposo y una esposa junto a sus hijos. Mientras que los individuos pueden experimentar y actuar (vivir) en la atracción hacia el mismo sexo sin ser apóstatas, la iglesia considera el paso de ser parte de un matrimonio entre personas del mismo género como repudio suficiente a la doctrina del Plan de Salvación para que se constituya como apostasía.


La segunda política, tiene efecto de no poner a los niños en el centro de conflicto entre su hogar y las enseñanzas de la iglesia. La política es que cualquier niño que está siendo criado por una pareja del mismo sexo no puede recibir el bautismo o ser bendecido como un bebe. Al igual que con las otras políticas que he mencionado anteriormente, protege no sólo al niño, sino a la iglesia y al hogar que está criando al niño. Los conflictos son inevitables si a un niño se le enseña que aquellos que son sus tutores legales son pecadores, y la única manera de que estos dejen de vivir en pecado es poniendo fin a su relación.


La última política es que quienes son adultos y fueron criados por parejas del mismo sexo deben cumplir con normas adicionales antes de ser bautizados. Esto, al igual que las políticas con respecto a los adultos que son/eran musulmanes y los hijos adultos de padres polígamos, sirve para proteger al candidato. En el contexto del Plan de Salvación, esta política tendrá como objetivo ayudar a las personas a acercarse más a Cristo, ayudándoles a ser bautizados en un entorno en el que puedan crecer espiritualmente.

Yo sostengo estas políticas. Algunos de mis amigos pueden estar en desacuerdo con estas políticas. Sin embargo, ruego que para ellos esto no sea una razón para disminuir su compromiso con la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Nada de lo que acontece en esta Iglesia—por duro que pueda parecer—cambia el hecho de que Dios habló a un niño de 14 años de edad, en 1820.

Tal como escribió ese niño más adelante en su vida:

Hermanos, ¿no hemos de seguir adelante en una causa tan grande? Avanzad, en vez de retroceder. ¡Valor, hermanos; e id adelante, adelante a la victoria! ¡Regocíjense vuestros corazones y llenaos de alegría!”



Incluso si usted no está de acuerdo de todo corazón con la postura de la Iglesia en algunos temas, por favor escudriñe El Libro de Mormón, y oré hasta obtener la paz, misericordia y gracia que usted necesita.

Para más información del tema puede ver una entrevista efectuada a Élder Christofferson del Quórum de los Doce Apóstoles: AQUÍ

Artículo traducido por Gabriel Meza, miembro de La Iglesia, Administrador de Empresas. Sirvió una misión en Buenos Aires Sur. Entre sus pasatiempos está la percusión musical, deportes outdoor y los viajes. Ha servido como líder del programa PFJ (Para la Fortaleza de la Juventud).

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión, de Seminario, y Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Director Sala de Prensa para La Iglesia en Chile, Área Sudamérica Sur

6 comments on Explicación de las 3 nuevas políticas de La Iglesia ligadas a las relaciones homosexuales.

  1. Gracias por la información de saber que la postura de la iglesia es para protección de las mismas personas Dios es amor y por amarnos no desea que en el ambiente que vivimos tengamos discordia .aprendamos las normas SUD para alludar nuestros lideres cuando nos atacan Dios nos ama y su hijo Jesucristo dio su vida por ti y por mi este es su evangelio escudriñemoslo oremos y preguntemonos estoy haciendo lo que mi padre celestial desea

  2. Muchas gracias por el tiempo que le dedicaste a la traducción, esto ayuda a muchas personas a estar mas informados sobre el tema. Siento mucho agradecimiento por tener la guía del Espíritu Santo en mi vida y aceptar la guía de nuestros líderes inspirados que El Señor ha puesto en esta tierra para enseñarnos la doctrina del Señor Jesucristo y tener un libre albedrío para decidir. Amo el evangelio de Jesucristo, es perfecto para mí.

  3. Estimados, tengo un testimonio real y verdadero de Nuestro Padre, de Jesucristo, de José Smith, del Evangelio y del libro de mormón.
    Lo único que nos aleja es que amo a una mujer, y eso me convierte en apóstata???? Vivo con ella y mis hijos todos nos amamos y respetamos y no tengo dudas que los niños que criamos serán grandes personas. Será que por vivir con una mujer, amarla respetarla y serle fiel me limita a testificar ??????? Hay muchos líderes que testifican domingo a domingo y que no respetan a sus mujeres, les son infieles pero aun así tienen la posibilidad de seguir en el Evangelio. Se que el amor de Dios el padre por sus hijos es más fuerte.

    1. Marcela, el amor de Dios es a todos sus hijos. Eso no lo cuestionamos. Incluso ama a un pecador igual que a un justo. Tampoco ponemos en duda la capacidad de un homosexual en cuidar a alguien. El concepto tratado es simplemente la Ley de Dios, que tiene mandamientos. Dios es un Dios de mandamientos, no de “hagan lo que sientan que es correcto”. Lo correcto lo determina él, sino fuera así, todo estaría bien, incluso robar, por ejemplo. Porque cualquiera diría que esa es su verdad. Lo importante es que existe el arrepentimiento porque Jesucristo expió todos nuestros pecados, incluso los que usted menciona de esposos que tratan mal a sus mujeres. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *