Entrevista a Misioneros Heridos y a sus Padres en Bélgica

por Hernán Felipe Toledo

Élder Mason Wells y la Hermana Rackel Clain han sido entrevistados por los medios. Ambos tienen su cabeza cubierta en gasa. Sólo ojos, nariz y boca descubierta. Hermana Clain está en Centro de Quemados del Hospital Stuivenberg en Antwerp. Élder Richard Norby, de 66 años, permanece en coma inducido.

La primera explosión levantó del piso al Elder Mason Wells. Segundos más tarde , mientras corría por una vía de escape en el aeropuerto de Bruselas , la segunda explosión detonó.

Sentado en una cama de hospital con la cabeza envuelta en gasa, Elder Mason Wells dio entrevistas para la televisión hoy viernes, describiendo una caótica y horrible escena del ataque terrorista que lo dejó cubierto de sangre y le causó heridas de metralla y quemaduras y así también dejó a otros tres misioneros mormones lo suficientemente graves para que los cuatro hayan requerido cirugía.

Elder Wells, de 19 años, de Sandy, Utah, quién se reencontró con sus padres hoy viernes hace un par de horas, también dijo a los entrevistadores que a pesar del ataque, su fe en Dios está intacta.

Elder Wells y otros dos misioneros estaban en el aeropuerto justo antes de las 8 de la mañana del martes para dejar a la hermana Fanny Clain, 20, de Montélimar, Francia, quién estaba programada para abordar un vuelo a los Estados Unidos para servir en la Misión de Cleveland Ohio, de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días. Elder Wells dijo que estaba tratando de ayudar a la hermana Clain a conseguir sus pasajes de avión a los Estados Unidos en una pequeña máquina en el aeropuerto antes de que la primera de las dos bombas suicidas, detonara. Esto era parte de su responsabilidad en la Misión de París Francia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. La Misión de París incluye Bélgica, y Elder Wells se había trasladado a Bruselas cinco semanas antes.

La máquina no funcionaba, por lo que un asistente del aeropuerto nos dirigió a los cuatro misioneros a la parte posterior de la fila en el mostrador de recepción. Elder Wells sacó su iPad para revisar los pasajes y estaba mirándolo cuando la primera explosión se produjo.

“Fue muy fuerte. Fue muy fuerte”, dijo a la CNN, moviendo la cabeza con una mirada lejana. “Estaba mirando hacia abajo y, de repente, una enorme explosión se produjo por mi lado derecho. Creo que mi cuerpo fue realmente levantado del suelo por un momento. Mi iPad que estaba en mis manos, no sé lo que pasó, simplemente desapareció. Creo que en realidad quizás me golpeó en la cabeza cuando desapareció de mis manos. Mi reloj en la mano izquierda desapareció. Mi zapato izquierdo voló. Una gran parte del costado derecho de mi cuerpo se puso muy caliente y luego muy frío, y yo estaba cubierto de una gran cantidad de fluidos, mucha sangre. Mucha sangre que no era mía”.

Elder Wells le dijo a Matt Lauer de NBC Today Show, que después de la primera explosión vio fuego en frente de su cara y en el suelo, y que esas llamas causaron quemaduras.  Sufrió quemaduras de segundo grado en la cabeza y los brazos y las heridas de metralla en sus piernas. Los médicos realizaron una cirugía para reparar un tendón de Aquiles roto.

“Mi cuerpo se levantó del suelo durante la primera explosión – muy fuerte”, dijo . “Y empecé a correr hacia la salida. Mucha gente empezó a correr hacia la salida. Me había tomado un par de pasos , unos tres segundos más tarde la segunda explosión se produjo”.

Hermana Clain comentó que sintió un ruido enorme y que “era como el fin del mundo”.  La bomba detonó muy cerca. Continuó: “Me encontré tirada en el suelo, había cenizas por todas partes, todo era gris, yo estaba cubierta con una cosa marrón, olía a cerdo quemado. Me paré y salí corriendo tan rápido como pude.” Agregó que pudo mantener la calma, sabiendo que la ayuda llegaría pronto.

A pesar de que la hermana fue más afortunada que los élderes, recibió quemaduras en las manos y en su cara. Ella quiere recuperarse pronto para volver a su misión. Está optimista. Sonríe y dice: “No voy a pasar todo el día llorando. Ayer lloré un poco, pero con eso está bien, o sino me voy a deshidratar”.

Élder Wells concluyó diciendo a Fox News: “Todo lo que he vivido hasta este punto ha fortalecido mi fe personal de que Dios está ahí“. “Sé que he sentido su amor varias veces. Sé que si puedo sentir su amor sentado en una acera o sentado al lado de una acera destruida, Dios va a hablar con sus otros hijos, también. Sé que escucha a los que oran, y que las oraciones de las personas, hacen una diferencia, porque los he sentido”.

A élder Joseph Empey aún no se le ha entrevistado. La última declaración de sus padres es que “estamos agradecidos por nuestro hijo, Élder Joseph Empey, que esté vivo y esté bien. Él ha sido tratado por sus quemaduras de segundo grados en sus manos rostro y cabeza y ha recibido cirugía por sus heridas de metrallas en sus pierna. Hemos estado en contacto con él, y está agradecido y con buen espíritu.

El día 21 de Marzo, el día anterior al ataque, Élder Empey reportó que tenía una fecha para bautizar a un padre y su hija. Empey y Wells han sido compañeros misionales desde mediados de Febrero. Empey es el mayor de 5 hijos.

A los demás misioneros de la Misión de París, se les ha aconsejado no salir de sus casa, por su seguridad, hasta que la alerta sea retirada.

Fuente: DeseretNews y Heavy.com –

Último minuto! Misionero da bendiciones de Salud a sus compañeros en medio del atentado

Artículo elaborado por Hernán Toledo M., Ingeniero Industrial. Apasionado de las letras y las artes. Con interés en enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Misionero, Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión, Maestro de Seminario, entre otros.

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión, de Seminario, y Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Director Sala de Prensa para La Iglesia en Chile, Área Sudamérica Sur

4 comments on Entrevista a Misioneros Heridos y a sus Padres en Bélgica

  1. Pido a mi Senor bendiciones para estos misioneros heridos, que les de su salud, para que puedan volver a su mision. Pido bendiciones para todos los misioneros que sirven por todo el mundo que los cuide y que su Espiritu los acompane.

  2. “Señor escucha mi oración… En la palma de tu mano guárdalos…” Tengo dos hijos sirviendo en diferentes misiones al mismo tiempo oro constantemente por ellos y por todos los misioneros en el mundo. ¿Se imaginan las oraciones de todos los padres clamando por su protección? No me cabe duda que esta obra la dirige Jesucristo mismo y que ángeles les acompañan para librarles de todo tipo de mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *