Élder Holland invita a no temer

por Mosíah Díaz Ugalde.

¿Cómo podemos hacer frente a todos los desafíos sin temer por nuestro futuro?

Parece que en este último tiempo, el mundo se ha vuelto más difícil para sostener los principios y el Evangelio de Jesucristo, vemos divorcios en aumento a nuestro alrededor, vemos conflictos familiares, problemas económicos, dificultad para encontrar trabajo en algunos casos, mayor escepticismo e inmoralidad. Pero creo también, que en medio de todo esto,  hay una porción adicional de ayuda divina, si la buscamos.

En Febrero de este año (2015), dio un discurso para maestros del Sistema Educativo, que quizá no ha sido muy conocido, pero creo que refleja mucho de lo que muchos sentimos y pensamos, además de ser una fuente de fortaleza para tantos en estos días.

Prácticamente profetizando, Élder Jeffrey R. Holland, del Quórum de los Doce dijo:

Ayuden a sus alumnos a “No [temer, a creer] solamente”en el matrimonio y en la familia en estos últimos días. Lucifer hará que sea más y más difícil hacerlo a medida que se vuelva cada vez más importante hacerlo.

Se nos invitó, al igual que Jesucristo invitó a Jairo, hace casi 2000 años, “No temas, cree solamente” (Marcos 5:36).

Estas son algunos de los temores, influencias o ideas que muchas veces nos atacan y que Élder Holland identificó en su discurso en Febrero:

  • En los consejos presidentes de la Iglesia escuchamos con demasiada frecuencia  que muchos de nuestros jóvenes y jóvenes adultos tienen miedo a casarse.
  • En casos extremos, temen que el mundo esté por acabar en desastres y guerras —algo a lo que no desean conducir a un cónyuge o a un hijo.
  • En los casos menos graves, los más comunes, temen que el mundo sólo se hará más difícil o que será difícil conseguir empleo y que uno debe haber terminado los estudios, no tener deudas, tener una profesión y tener casa propia antes de pensar en el matrimonio.
  • Diversas influencias en los jóvenes como la mayor disponibilidad de varios métodos de control de la natalidad, el aumento moralmente destructivo de la pornografía.
  • Un aumento en la desafiliación de la religión institucional, la búsqueda dominante del materialismo en general, el surgimiento del pensamiento post-moderno, con su escepticismo y subjetividad.
  • Muchos jóvenes con los que hablo temen que si se casan, serán sólo otra estadística más de divorcio, otra persona que se casó sólo para descubrir que no era lo que pensaba.
  • Burlas de mal gusto, ordinarias y a menudo diabólicas que se hacen sobre la castidad, la fidelidad y la vida familiar, que se representan tan a menudo en las películas, en la televisión.
  • Se está haciendo cada vez más difícil enseñar la doctrina de la Iglesia sin ofender a los alumnos que se han vuelto muy tolerantes a los puntos de vista del mundo. ¿Cómo nos mantenemos fieles a la doctrina sin ofender a nuestros alumnos?
  • “Sé cómo se supone que debemos vivir, ¿pero tenemos que imponer esa norma o ese comportamiento o esas creencias a todos los demás?”

 

Son muchos desafíos, muchos temores, muchas pruebas. ¿Cómo podemos “no temer” y “creer solamente”?¿Cómo se reemplaza el temor con fe?

En Abril de este año, Élder David A. Bednar enseñó:

El conocimiento correcto del Señor y la fe en Él, nos dan la fuerza para calmar nuestros temores, porque Jesucristo es la única fuente de paz duradera.

La fe y el conocer a Jesucristo día a día, una oración tras otra, estudio tras estudio de las Escrituras, y el servicio constante y desinteresado nos ayudarán a ver que en nuestra vida la mano de Dios está presente, y no hay por qué temer.

Finalmente, Élder Holland nos alentó:

Sabemos con certeza que si todo lo demás falla o cuando eso suceda en los últimos días; si los gobiernos, las economías, las industrias y las instituciones se desmoronan; si las sociedades y las culturas se convierten en un atolladero de caos e inseguridad, no obstante, a pesar de todo el evangelio de Jesucristo y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que lo lleva al mundo permanecerá triunfante. Se destacará sin mácula en la mano de Dios hasta que el mismo Hijo de Dios venga a gobernar y a reinar como Señor de señores y Rey de reyes. Nada es más cierto en este mundo. Nada es más seguro. Nada podría ser un mejor antídoto para la ansiedad.

La vida está llena de desafíos, pero podemos seguir adelante con valor y fe, y ver como Dios, con sabiduría, obra en nuestras vidas.

 

Para el  discurso completo, véase: Ingrese aquí

 

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Mosíah Díaz Ugalde

Mosíah Díaz Ugalde

Miembro de la Iglesia, actualmente sirviendo como Presidente de Cuórum del Élderes . Estudiante de Ingeniería Comercial. Sirvió misión en Argentina Bahía Blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *