El Milagro de Presidente Nelson en China

por Jeff Lindsay, miembro de la Estaca Shangai, traducido por Hernán Toledo.

Ha habido mucho gozo en China con la reciente visita del élder Russell M. Nelson y su esposa, Wendy, junto con Elder Gerrit W. Gong y su esposa, Susan. Todos estaban en Beijing la semana pasada y luego en Shanghai el sábado y el domingo pasados. El sábado por la tarde, él asistió a un devocional donde nos encontramos en Shanghai, donde 450 expatriados (titulares de pasaportes extranjeros) se reunieron. Amigos míos en la comunidad china informaron que también se encontraron con miembros locales de China lo cual es maravilloso.

Elder Nelson, el Apóstol más antiguo en el Quórum de los Doce, se impresionó más de lo que esperaba. Habló con energía, vitalidad y humor, expresando el amor por China y esperanza para su futuro, e inspirándonos con su testimonio por Cristo y por la Restauración del Evangelio. Él observó que el gobierno chino había sido no sólo cortés, sino muy generoso y amable en la recepción. En sus palabras, se hizo claro todo lo que ama China y que anhela la felicidad de la gente de aquí. Él está especialmente preparado para ayudar a fortalecer las relaciones con China y marcar el comienzo de mayores oportunidades para el Evangelio de bendecir más vidas en este majestuoso país.

Como hemos aprendido de los comentarios del élder Gong, allá por 1979, el Presidente Nelson escuchó cuando el presidente Spencer W. Kimball dijo que el Espíritu del Señor parecía estar meditando sobre China, y que los miembros serían sabios si se preparaban para aprender chino. Elder Nelson y su esposa respondieron mediante el estudio de chino mandarín. Luego, en 1980, como uno de los cirujanos cardíacos líderes en el mundo, él trajo la cirugía a corazón abierto a China y entrenó a muchos cirujanos aquí. Mientras él estaba aquí, operó a un famoso cantante chino de ópera. Esta semana, cuando llegó a China, el nieto y el hijo del cantante se encontraron con él en una reunión llena de lágrimas y dijeron: “Gracias por salvar a nuestro padre.” Por cierto, ese tipo de momentos llenos de lágrimas es directamente lo que a menudo ven en la televisión china y es el tipo de cosa que realmente sensibiliza con la gente de aquí, según mi opinión, a pesar de que sensibiliza naturalmente con la gente en cualquier país. Pero este es el drama en horario estelar en China, y sólo tengo que dar las gracias a los funcionarios que prepararon ese momento genial. Ojalá hubiera estado allí!

Russell M. Nelson habló del momento cuando Ezra Taft Benson acababa de convertirse en Presidente de la Iglesia en 1985 y le dio a los Apóstoles sus nuevas tareas. Elder Nelson, como un apóstol “junior”, fue asignado a Europa y África, y se le dio la tarea de abrir Rusia y los países de Europa del Este para el trabajo misional. Elder Nelson pensó INICIALMENTE que era una cosa imposible. En 1985 en el apogeo de la Guerra Fría, esto parecía un absurdo imposible. Pero luego vinieron una serie de milagros y cambios radicales, que permitieron a Elder Nelson informar al presidente Benson, antes de morir, que hizo la tarea que se le había encomendado.

Fácilmente podemos ver algunos de los grandes cambios que hicieron esto posible: como la caída del muro de Berlín. Pero había una gran cantidad de pequeños milagros que no sabíamos. Uno de ellos involucró a una hermana rusa, una joven madre llamada Svetlana que vivía en Leningrado (hoy San Petersburgo), que sería parte del grupo inicial que se requería, de por lo menos 20 miembros, para que la Iglesia pudiera solicitar el reconocimiento en Rusia. Alrededor de 1987 o 1988, Svetlana sintió la necesidad de conseguir una Biblia en ruso. Ella dijo a su marido: “Quiero una Biblia en ruso”, y preguntó a su marido si ella podía ir a Helsinki a comprar una. Estuvo de acuerdo, y ella partió. Parece que la búsqueda de una Biblia en Rusia no era tan fácil como llegar y entrar en una librería, por lo que ella fue partícipe de un milagro. Mientras caminaba en Helsinki con su hijo, por un parque donde la tierra estaba cubierta de hojas secas, tropezó con un objeto debajo de las hojas. Se detuvo a recogerlo, y encontró – ¿pueden adivinar? – una Biblia en ruso. Estaba tan emocionada que corrió hacia una mujer que caminaba cerca y exclamó en ruso, “¡Encontré una Biblia en ruso!” La otra mujer hablando también ruso dijo: “¡Maravilloso! ¿Quieres otro libro sobre Jesucristo en ruso?” La mujer era la esposa del presidente de la misión, cuyo especialización universitaria había sido en ruso. ¿Cuáles son las probabilidades de que esto suceda?.

Svetlana se bautizó en 1991, y algunos de los miembros de su familia también, formando parte del grupo inicial en 1991 permitiendo a La Iglesia cumplir con los requisitos para aplicar con éxito al reconocimiento en Rusia desde 1991.

Al contar esta historia y enfatizando sobre las milagrosas oportunidades en los inicios de Europa y Rusia, naturalmente se piensa en China y nuestro anhelo de que las puertas se abran aquí, incluso más ampliamente (No están cerradas, solo que no están abiertas como nosotros quisieramos).

En cuanto a la finalización de la tarea de abrir las puertas para la Iglesia en Europa del Este y Rusia, élder Nelson dijo: “Usted puede preguntar,”¿Cómo lo hizo? Le diré que acabo de ver al Señor hacerlo”. Aquí en China, lo estamos viendo.

Elder Nelson estuvo extraordinariamente inspirador. También su esposa Wendy. Qué inteligente, interesante, y fiel mujer. Ella habló de la realidad de los ángeles, entre otras cosas, y nos recordó ejercer la fe en la búsqueda de las bendiciones del cielo para cumplir con nuestro trabajo aquí, y eso incluye tener la fe para recibir la ayuda de los ángeles y otros milagros. Este es un día de milagros.

Uno de los pequeños milagros asociados con esta visita fue la presidenta de la Sociedad de Socorro del Distrito Shanghai hace unos meses en que se sintió fuertemente atraída a la fecha de 24 de octubre para programar una conferencia de mujeres para el Distrito. Debido a sus esfuerzos, el día de hoy ya estaba en el calendario de las mujeres de todo el distrito, y los planes de viaje ya estaban listos para muchos, cuando solo dos semanas antes, se escucha el sorpresivo anuncio de la visita de Elder Nelson para ese día y los siguientes. Su inspiración hizo que este día fuera más exitoso. La Conferencia de las hermanas fue muy divertida. Yo estaba allí, porque tenía que dar una presentación con mi esposa sobre sugerencias de viajes en China y dónde comer y qué hacer en Shanghai. De hecho, fuimos la última presentación antes del devocional que comenzó a las 16:00 Hrs. Un acto de precalentamiento inusual.

Prepárese para más milagros de China!

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, MBA, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto, de Seminario, y Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Director Sala de Prensa para La Iglesia en Chile, Área Sudamérica Sur

6 comments on El Milagro de Presidente Nelson en China

  1. hola, muy bueno el articulo, realmente he buscado el discurso del elder Russell M Nelson donde habla sobre la obediencia a los lideres y cuando el obedecio al profesa de ese tiempo al aprender el idioma chino mandarin, y como le ayudo en su mision de buscar la forma de establecer la iglesia en Asia, aun sigo sin encontrar el discurso, este articulo me gusta mucho por esa anecdota, pero si tu sabes cual es el titulo de ese discurso o tienes el link, y lo publicas en un comentario como respuesta te lo agradeceria, muy buena pagina por cierto, gracias , saludos!!

  2. Wow! No sabia que existía esta página en Español, es un privilegio poder estar informado de los acontecimientos de la Iglesia. Muchas gracias por su ayuda hno toledo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *