¿Por qué dejé La Iglesia? pero ¿Por qué volví y quiero permanecer?

por Renee Carver, traducido por Hernán Felipe Toledo.

Muchos de nosotros nos hemos desviado del recto y estrecho camino en algún momento. Tyler Glenn, de la famosa banda estadouniedense Neon Trees, recientemente salió con un video musical en solitario llamado “Papelera”, burlándose abiertamente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, difamando fotos religiosas y burlándose de los símbolos sagrados.

Yo también pasé por un período de mi vida donde negué mis creencias y me separé de la Iglesia. Tenía 12 años de edad.

Si bien los niveles de responsabilidad son muy distintos entre Glenn y yo, al ser Glenn un misionero retornado e investido, y yo en esa época una niña de 12 años de edad, el principio es el mismo.
Satanás se volverá contra la luz si se lo permitimos. No importa lo que somos, nuestras experiencias o incluso qué convenios hemos hecho. Satanás no hace distinción de personas.

Nací y crecí en Utah, al otro lado de la calle de un centro de estaca. Nuestra casa estaba literalmente en el centro de nuestro barrio. No había escape a los mormones. Aunque ambos lados de mi familia son SUD, mi familia había estado inactiva. Había sido bautizada a los ocho para satisfacer una expectativa.

A medida que fui creciendo, me hice un poco amargada. Fui intimidada en la escuela por los mormones. Me preguntaba a mí mismo quien podía vivir tantos estándares de alto nivel y ser de esa manera? Yo tenía un amigo cuyo padre no quería que yo saliera en citas con él porque yo estaba inactiva. Con el tiempo, empecé a sentir como miembros de la Iglesia eran hipócritas y presumidos.

Yo odiaba a Dios. Siempre había creído en Dios, pero yo creía que era un ser vengativo que existía para ayudar a algunas personas y torturar a otros.
Así es como funciona Satanás. Satanás quiere que todo el mundo sea tan miserable como él es. Para mí, su estrategia número uno fue logrando que devaluara mi cuerpo y eliminara mi sentido de naturaleza divina. Con el tiempo, quería renunciar a la vida porque Satanás me convenció.

Porque estaba celoso de mí. Satanás es el padre de la mentira. Él sabe que La Iglesia es verdadera y que por medio de Cristo, nosotros podemos ser exaltados. Esta es precisamente la razón que va a hacer lo que sea necesario para apartarnos de ella. Si él puede conseguir que hagamos cosas pequeñas que disminuyan nuestra capacidad de tener la compañía del Espíritu Santo, eso con el tiempo puede abrir la puerta antes de que siquiera se den cuenta.

Satanás nos tentará para hacer justificaciones por el pecado. 2 Nefi 28:21 ilustra perfectamente este principio. “Así, el diablo engaña sus almas, y los conduce astutamente al infierno” (énfasis añadido). Durante ese tiempo oscuro en mi vida, nunca me había sentido tan sola. Así que empecé a orar. Con el tiempo, descubrí que Dios no es este grande ser vengativo de miedo, pero sí un Ser amoroso, y un Padre misericordioso.

Parecía casi imposible, pero por la misericordia de Dios, yo fui capaz de volver. Y he permanecido firme. ¿Ha sido fácil? Absolutamente no. Casi todos los días es una lucha.
¿Por qué permanezco? Porque entiendo que, si bien esta iglesia no está llena de gente perfecta (aunque algunos les gustaría pensar que sí), esta es una iglesia para los pobres de espíritu. Esta es la iglesia del Evangelio restaurado de Jesucristo.

En esta iglesia, tenemos el sacerdocio de Dios, algo que me bendice todos los días.
No conozco a Tyler Glenn personalmente. No sé lo que le ha pasado. Pero sé que para pasar de ser un miembro fiel que tiene convenios sagrados, a un atacante como lo ha hecho recientemente, tuvo que ceder a Satanás quien seguramente empujó la puerta, dejándola abierta para él. Y todo puede comenzar con sólo una pequeña abertura en esa puerta.

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión y de Seminario, Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Administrador Sala de Prensa para La Iglesia en el Área Sudamérica Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *