Cómo fortalecer el matrimonio: Una Experiencia en el Restaurante

por Mosíah Díaz Ugalde.

Muchos ven matrimonios deteriorarse y destruirse, la familia es atacada día a día, entonces ¿cómo puede fortalecerse el matrimonio?

Este artículo no pretende ser una respuesta definitiva, ni la solución a  todos los problemas que puedan surgir en la familia, y en especial en el matrimonio, pero sí brinda una experiencia pequeña y significativa de la aplicación de un principio de felicidad.

No soy casado aún, por lo que no sé lo que es la vida matrimonial en primera persona, pero sí he observado a mi alrededor, y he podido ver actitudes y hábitos que fortalecen a matrimonios felices.

Mi padre no es hombre de muchas palabras. Pero hace no mucho tiempo contó que para almorzar, luego de trabajar durante la mañana, fue a un restaurante donde hacían “comida casera”. Pidió sopa de pollo, algo que le encanta.

Luego de mirar a su alrededor para sentarse, fijó su mirada en un hombre mayor que estaba sólo en una mesa. Se acercó a él y le dijo “¿puedo sentarme aquí a hacerle compañía?”, a lo que él hombre respondió afirmativamente.

Llegó la sopa de mi papá y comió junto al hombre mientras conversaban. En un momento mi padre dice con ánimo: “¡esta sopa está muy buena! pero… ¡no hay sopa mejor que la que hace mi esposa!”. Su compañero de almuerzo le miró y dijo: “¡No! ¡la que hace mi esposa es mucho mejor!”.

Por supuesto, mi papá no iba a darse por vencido, “Nooo… yo pienso que la que hace mi esposa es la mejor que hay”, dijo. El hombre mayor, respondió nuevamente “No, no, no, no… mi esposa hace la mejor sopa”.

Así fue un par de veces más, entonces relatando la historia mi padre, entre risas, dijo: “así que ninguno pudo ganar, y dijimos que tendríamos que  juntar a nuestras esposas para decidir quién hace la mejor sopa”

Es probable que ellos dos nunca más se vuelvan a ver, y por supuesto, no ocurra “el duelo entre sopas”, pero esto me hizo pensar en algo que dijo el presidente Gordon B. Hinckley:
“Si los maridos y las esposas recalcaran más las virtudes que ven en el otro y menos los defectos, habría menos corazones destrozados, menos lágrimas, menos divorcios y mucha más felicidad en los hogares de nuestro pueblo” (Edifiquemos un Matrimonio Eterno, Manual par el Maestro, pág 73)

Creo firmemente en la familia y en el matrimonio, en que puede existir verdadera felicidad en estas asociaciones eternas, una felicidad mayor que cualquier otra. Creo que el matrimonio es esencial, a pesar de los ataques contra la familia y de que muchos ya no crean en el compromiso formal. Creo que el matrimonio puede durar para siempre, a pesar de que muchas veces pueda parecer que es cada vez más difícil y menos común.

Quizá sólo se necesiten pequeños detalles… como resaltar las virtudes del cónyuge, y volverse a enamorar, aunque sea en un desconocido restaurante (o cualquier otro lugar) en algún lugar desconocido de la ciudad.

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Mosíah Díaz Ugalde

Mosíah Díaz Ugalde

Miembro de la Iglesia, actualmente sirviendo como Presidente de Cuórum del Élderes . Estudiante de Ingeniería Comercial. Sirvió misión en Argentina Bahía Blanca.

1 comment on Cómo fortalecer el matrimonio: Una Experiencia en el Restaurante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *