6 Maneras para que los Jóvenes Adultos Solteros se Prepararen para el Matrimonio

El matrimonio es la “palabra M” en los barrios de adultos solteros de la Iglesia. Como soltero SUD vivo en una cultura que hace hincapié en la necesidad del matrimonio, un problema común es que las personas a menudo no están listos para casarse. Se precipitan y luego terminan en divorcio, esto hace que muchos jóvenes adultos solteros teman al matrimonio. Todo el mundo dice que quiere casarse y tener una familia, pero las acciones hablan más fuerte que sus palabras, ¿se están preparando para el matrimonio con sus acciones? La preparación para el matrimonio, la decisión más importante en la vida es de vital importancia.

“Nadie debe ser tan iluso como para creer en un matrimonio que se logré viendo al amor eterno al otro lado de la habitación y obteniendo un ‘felices para siempre’. Nada sucede sin la consideración adecuada, la preparación y la oración. El matrimonio es una relación de todos los días y todas las vías en el cual la honestidad y el carácter y las convicciones compartidas y objetivos y puntos de vista acerca de las finanzas y la familia y el estilo de vida son más importantes que la luna y de la música y un perfil atractivo.”  

~Marion D. Hanks

 

 

  1. Aprendan a Sacrificar

Vivimos en la generación selfie,  el mundo que nos rodea nos dice “sólo haz lo que te haga feliz”. Pero la actitud “¡Yo! ¡Yo! ¡Yo!” ha hecho que el sacrificar sea un arte perdido. Aprender a sacrificar es la cosa más importante que se puede hacer para prepararse para el matrimonio. El matrimonio es colocar las necesidades de los demás sobre tus propios deseos. Si no estás dispuesto a sacrificar lo que quieres hoy por un mañana mejor, tus acciones están diciendo que realmente no quieres casarte. Por lo que evalúa en qué gastas tu tiempo y dinero y qué puedes sacrificar por algo mejor.

“Puedes obtener lo que quieres, o puedes obtener algo mejor”.
~Jeffery R. Holland.

2. Sé honesto contigo mismo y con los demás SIEMPRE.
La falta de honradez es rampante en la cultura actual, es mucho más fácil decir una mentira blanca que decir la verdad. Pero las relaciones construidas sobre mentiras siempre fallan y traer dolor a todos los involucrados. La honestidad es la base de cualquier relación, incluyendo la relación con Dios. Sacrificar tu propia comodidad por no decir una mentira blanca es difícil, pero es una señal de madurez y que estás tratando de construir relaciones realmente duraderas y mantener los convenios con Dios.

Ser una persona honesta no sólo es admirable sino que también es extremadamente atractivo. Te ayudará no sólo con el matrimonio, sino en cada relación a construir en la vida. En el templo hacemos convenio con Dios de ser honesto, ¡mantengamos ese pacto! Y si no has ido al templo, prepárate para ello por medio de la elección de escoger el difícil bien en lugar del fácil mal.

“Escojamos el difícil bien en lugar del fácil mal.”
~Thomas S. Monson

3. ¡Sé feliz!

Casarse no es una píldora mágica que te hará feliz. Si no eres feliz ahora, entonces el matrimonio no va a resolver tus problemas. Fuimos creados para tener alegría, por lo que debes encontrar la alegría en este viaje siguiendo el espíritu y al elegir ser agradecido por tus bendiciones. Mientras seas agradecido te encontrarás siendo feliz, no querrás casarte con una persona de mal humor, ¡así que no seas uno! Tenemos el plan de felicidad, vamos a seguirlo!

“Si  no es feliz viviendo el Evangelio, no lo está haciendo bien”
~ Elder Anthony D. Perkins

4. Cuida tanto de tu cuerpo espiritual y físico.

Cuando no estás tomando cuidado de tu cuerpo, estás mostrando a Dios que no lo respetas. ¿Cómo podemos esperar que Dios nos dé una familia si no estamos siendo prudentes con nuestra administración propia? Y no se convierte en más fácil el ponerse en forma cuando se está casado. Si vas a la cama tarde, y  despiertas tarde no sólo es poco saludable, en realidad es quebrar los mandamientos!” Acostaos temprano para que no os fatiguéis; levantaos temprano para que vuestros cuerpos y vuestras mentes sean vigorizados” D. y C. 88: 124

Ahora es el momento para estar saludable para que pueda entrar en la siguiente fase de la vida con hábitos preestablecidos que bendecirán su vida matrimonial. Del mismo modo que hay que alimentar nuestro espíritu, no debemos descuidar nuestro cuerpo!

 

“Alimentar el espíritu dejando de lado el cuerpo, que es un templo, por lo general conduce a la disonancia espiritual y baja autoestima. Si usted está fuera de forma, si no se siente cómodo en su propio cuerpo y puede hacer algo al respecto, y luego hazlo!”
~ Elder Jörg Klebingat

5. Aprenda a manejar su dinero.
¿Qué tiene esto que ver con no estar listo para el matrimonio? Ahh, todo. La causa número uno del divorcio son los problemas de dinero, si eres malo administrando el dinero ahora vas ser malo administrando el dinero mañana, ¡a menos que hagas algo hoy! Aprende a cómo hacer un presupuesto y ahorrar dinero, trabaja en tu calificación de crédito y evita las deudas. El entrar en un matrimonio con una gran cantidad de deudas, mal crédito, y los malos hábitos es como empezar una maratón después de pasar de largo toda la noche, de seguro puedes hacerlo, pero es mucho más prudente preparar y planificar el futuro.

“A través de un sabio presupuesto, controlas tus necesidades reales y las  mides cuidadosamente en relación a tus muchos deseos en la vida. Son demasiados los individuos y familias que han incurrido demasiadas deudas. Tenga cuidado de las muchas ofertas atractivas para pedir dinero prestado. Es mucho más fácil pedir dinero prestado que devolver ese dinero. No hay atajos para la seguridad financiera. No hay planes para hacerse rico rápidamente que funcionen”.
~ M. Russell Ballard

6. Conquista tu inseguridad a través del encontrar tu valor divino.
Si estás buscando constantemente confirmación y seguridad de que “te ves bien” o si te encuentras constantemente buscando la validación de otros, puede que seas inseguro(a). Una sensación duradera de nuestro valor personal sólo puede venir de nuestro Padre en el Cielo, Él ama y nos valora cada uno de nosotros. Se crea una tensión indebida en cualquier relación cuando esperamos que alguien más llene el papel de nuestro Padre en la afirmación de nuestro valor divino. El desarrollo de una fuerte relación con el Padre Celestial nos llevará a un sentido de autoestima y el deseo de cumplir con nuestro potencial divino.

¿Qué podría inspirar a uno a la pureza y la dignidad más que poseer una confirmación espiritual que somos hijos de Dios? ¿Qué podría inspirar un sentido más elevado para uno mismo, o engendrar más amor por la humanidad? ”
~ Boyd K. Packer

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Camila Meza Lillo

Camila Meza Lillo

Artículo por Camila Meza. En el ejercicio de su profesión de Arquitecto ha aportado a varios proyectos de La Iglesia. Le gusta viajar y aprender de las distintas culturas. Gracias a una de sus pasiones: la música, tuvo la oportunidad de conocer a su esposo, en los coros de Navidad de Instituto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *