50 actividades para el Día de Reposo que tu familia amará

El Día de Reposo es un día especial, pero puede ser difícil pensar en lo que puede hacer una familia con hijos de diferentes edades para hacer del domingo un día espiritual especial. Pero aquellas familias que busquen hasta que encuentren sus propias maneras de celebrar con éxito el Día Santo, cosecharán bendiciones de lazos familiares más fuertes, comunicación más amable, profundidad espiritual y más diversión familiar. Aquí hay 50 ideas útiles para empezar.

Artes y manualidades

1. Hagan tarjetas hechas a mano, personalizadas para distintas ocaciones como cumpleaños, te amo, pensando en ti, o tarjetas de “recuperate pronto”.

2. Hagan que su historia favorita del Libro de Mormón cobre vida con un diorama de caja de zapatos! Busque “diorama de la caja de zapatos” en las imágenes de Google para encontrar inspiración.

3. Hacer un libro de historia familiar: Todos deben escoger un recuerdo, dibujar su versión de él, y escribir un breve resumen al respecto. Compartan sus recuerdos entre sí.

4. Hagan rompecabezas de imágenes en antiguas publicaciones de la Iglesia.

5. Hacer unos cuantos equipos y dar a cada uno una bolsa y una lista de cosas para recolectar. (Por ejemplo, 5 flores, 4 piedras, 7 ramitas, 10 hojas). Una vez que los elementos se han encontrado, cada equipo crea una imagen de la naturaleza en 3D.

6. Creen un buzón de la familia para guardar dentro de su hogar para que puedan colocar cartas y notas dulces el uno al otro.

7. Hacer un cartél con sus citas favoritas de la conferencia general y dejenlo durante 6 meses hasta la próxima conferencia.

8. Creen un Mormonad. Puede que deseen mirar un ejemplo de un Mormonad de la revista Liahona. Compartan los Mormonads con la familia y publícalos en tu hogar.

9. Haz “libros tranquilos” usando fotografías de los miembros de tu familia que sean reverentes de diferentes maneras. Los niños pequeños pueden usar los libros durante la reunión sacramental para recordarles que sean reverentes.

10. Rompecabezas del Libro de Mormón: Dibujen su escena o personaje favorito del Libro de Mormón y córtalo en pedazos. Cuanto más pequeñas sean las piezas, más difícil será ponerlas de nuevo juntas. Luego, disfruten armándolo de nuevo.

11. Como familia, inventen un diseño, un emblema o un logotipo para mostrarlo en una pancarta familiar. Cuando esté completo, utilizenlo durante las noches de hogar familiar u otras ocasiones familiares especiales.

12. Practiquen una habilidad como tejer, cocinar, etc. Hagan un regalo para un amigo.

13. Construyan un cartel “Soy agradecido por …” para colgar en las habitaciones de los niños.

14. Haga un collage de metas con recortes de revistas viejas.

15. Hagan dibujos de los miembros de tu familia.

16. Crean un libro de citas del evangelio.

En casa

17. Antes de un domingo de ayuno, coman una comida juntos el sábado por la tarde o por la noche, hablando sobre propósitos comunes para el próximo ayuno. Podrían recordarse mutuamente estos propósitos durante todo el ayuno. Los padres pueden animar a los niños a ayunar al grado apropiado para su edad. (Los niños más pequeños pueden ayunar por una sola comida.) Terminen el ayuno orando como una familia acerca de los propósitos del ayuno. Pregunte a los niños acerca de su experiencia de ayuno y sobre cualquier inspiración que puedan haber recibido.

18. Hagan experimentos científicos para entender el fascinante mundo de Dios. Estudie cómo el Señor usó los principios científicos en las Escrituras.

19. Busquen direcciones y números de teléfono de sus congresistas y senadores. Escríbanles una carta sobre un tema que les intrigue. Denle gracias por el bien que están haciendo.

20. Tomen una siesta corta.

21. Escriban sobre una experiencia espiritual.

22. Inviten a dos o tres familias de la iglesia a su casa a tomar helados y hablen sobre sus tradiciones dominicales favoritas.

23. Recuerdos de testimonios: cree un libro, blog o registro de video en YouTube, DVD o canal de video en línea lleno de testimonios de su familia.

24. Reúna historias ficticias. Siéntese en un círculo y comience una historia. Cada persona llega a decir cinco frases para contribuir a la trama. Haga que avance el círculo con cada persona añadiendo giros de la trama o detalles.

25. Memoricen “El Cristo Viviente” hasta poder recitarlo como una familia.

26. Identifique todos los templos en un mapa del mundo usando alfileres o marcadores.

27. Tengan una maratón para leer el Libro de Mormón..

28. tomen fotos de familia fuera en algún lugar con un entorno precioso.

29. Vean películas caseras o diapositivas de cuando todo el mundo era más joven. Cuenten historias de cuando los padres eran jóvenes y como eran las cosas en ese entonces, etc.

30. ¡Creen un juego para memorizar una escritura! Use las escrituras que su familia ya conoce o está trabajando, o use las escrituras seleccionadas de Seminario.

31. Vean videos de los Mensajes Mormones.

32. Estudien los discursos de la conferencia general como una familia. Determinen lo que va a hacer en su hogar como familia para implementar las enseñanzas aprendidas.

33. Empareje a los niños en piezas separadas, junto con juegos o libros, etc. Esto le permite a cada niño tiempo para construir una relación uno-a-uno con cada uno de sus hermanos y hermanas. Haga que sean rotados cada domingo.

34. Mientras que los niños están pasando tiempo especial juntos, mamá y papá pueden pasar tiempo solos juntos.

35. Tengan un concurso de lecciones de objetos en su familia. Elija uno o dos artículos alrededor de la casa y haga que cada uno articule una historia sobre cómo ese artículo puede ilustrar un principio del evangelio.

36. Su Día de la Boda: Si sus hijos nunca han visto sus fotos o videos de la boda, mirenlos juntos. Cuente sobre su historia de citas y cómo fue ese día para los dos.

37. Escuchen música o un podcast en el Canal Mormón.

38. Lean novedades de la Iglesia en LDS.org.

39. Hagan llamadas telefónicas a sus seres queridos para hacerles saber que están pensando en ellos.

40. Practiquen el acostarse temprano el sábado por la noche. Una familia puede adorar mejor el domingo si sus miembros han conseguido suficiente descanso la noche anterior. Hagan que sea una prioridad para que los niños pequeños se acuesten temprano y anime a los adolescentes a regresar a casa a una hora razonable el sábado por la noche.

41. Seleccionen un talento que les gustaría desarrollar. Establezca algunas metas para ayudarse mutuamente a alcanzar el talento y luego trabajar para desarrollarlo.

42. Establecer objetivos misionales  a desarrollar como familia.

43. Aprendan acerca de nuestros Profeta actuales y pasados ​​en un par de minutos con la aplicación para niños de LDS Kids. (Para usuarios de iPhone)

Estudio Familiar

44. Como familia, lean los tres primeros párrafos del discurso del Presidente Henry B. Eyring, “La preparación espiritual: Comiencen con tiempo y perseveren”. ¿Cuáles son algunos “desastres espirituales” o pruebas que podríamos enfrentar? ¿Qué podemos hacer para prepararnos espiritualmente? Lean el resto del discurso del Presidente Eyring y pídales a los miembros de su familia que busquen respuestas a estas preguntas. Invítelos a compartir lo que encuentran.

45. Lea La gratitud: Un principio salvador de James E Faust. Hable acerca de las bendiciones simples y diarias en nuestras vidas y ayude a los niños a darse cuenta de que cada día recibimos muchas bendiciones pequeñas por las cuales estar agradecidos.

46. ​​Hablen sobre la importancia de los templos. Vea el maravilloso video Tan solo un cantero sobre John Moyle que caminó 22 millas cada semana para trabajar en el Templo de Salt Lake. Comente lo que su familia puede hacer para que la asistencia al templo sea una prioridad.

47. Discutan sobre el artículo de fe número 11 y cómo cada persona es responsable de sus elecciones. ¿Por qué no debemos tratar de obligar a alguien a creer el evangelio? ¿Por qué debemos esperar que los demás nos permitan adorar a Dios como deseamos?

48. Lea D&C 58: 26-28, y haga las siguientes preguntas: ¿Qué significa ser “agentes de nosotros mismos”? ¿Cómo podemos estar más “ansiosamente comprometidos en una buena causa”? ¿Qué nos enseñan estos versículos acerca de la autosuficiencia? Discutan las respuestas.

49. Lean la historia de los Anti-Nefi-Lehies en Alma 24 y hablen de cómo podrían enterrar sus propias armas de rebelión.

50. Discutan con los niños las consecuencias de la siguiente decisión tomada por el Presidente Spencer W. Kimball: “Me decidí, aún siendo un niño pequeño, que nunca rompería la Palabra de Sabiduría…Yo sabía que cuando el Señor lo decía, le agradaba que los hombres se abstuvieran de todos estos elementos destructivos y que lo que yo quería hacer era complacer a mi Padre Celestial. Y así decidí firmemente que nunca tocaría esas cosas dañinas. Habiendo tomado una decisión completa e inequívoca, no me resultó difícil mantener la promesa a mí mismo ya mi Padre Celestial”

¿Tienen alguna otra idea para compartir con los otros lectores?

Fuente: LDSLiving

 

 

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión, de Seminario, y Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Director Sala de Prensa para La Iglesia en Chile, Área Sudamérica Sur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *