5 Datos que quizás no sabes sobre el Matrimonio Plural

A lo largo de la historia de la Iglesia, la práctica del matrimonio plural ha sido vista en diferentes momentos con actitud defensiva, burla o desorientación absoluta. Sin embargo, trabajos recientes producidos por investigadores que trabajan en el proyecto Joseph Smith Papers, e investigadores independientes como Brian y Laura Hales, Kathryn Daynes y otros, han ayudado a sacar a la luz algunos hechos vitales que nos ayudan a entender mejor la naturaleza de esta práctica. Aquí hay cinco cosas que tal vez no sabías sobre el matrimonio plural:

1. El matrimonio plural se reveló a principios de la historia de la Iglesia.

La edición de 2013 de Doctrina y Convenios señala que algunos de los principios relativos al matrimonio celestial y al matrimonio plural pueden haber sido conocidos “ya en 1831” (introducción de Doctrine & Covenants 132). Hay evidencia que sugiere que José Smith comenzó a ponderar los principios que rodean la práctica como parte de la obra que se conoció como la Traducción de José Smith de las Escrituras. Joseph B. Noble, un miembro de la Iglesia que fue presentado al matrimonio plural en Nauvoo, registró en 1883 que “el profeta José Smith le dijo que la doctrina del matrimonio celestial se le reveló mientras estaba involucrado en la obra de traducción de las Escrituras , Pero cuando la comunicación fue hecha por primera vez el Señor declaró que el tiempo para la práctica de ese principio no había llegado “. WW Phelps, otro de los primeros líderes de la Iglesia, escribió que José recibió una revelación no registrada en 1831 ordenando a los primeros santos que tomasen esposas de entre los nativos americanos “de la misma manera que Abraham tomó Agar y Katurah [Keturah]”.

2. José Smith fue visitado varias veces por un ángel con una espada desenvainada.

La evidencia fragmentaria sugiere que Joseph Smith pudo haber entrado en su primer matrimonio plural con una joven llamada Fanny Alger en Kirtland, Ohio.

Muy poco se sabe sobre este matrimonio, y la relación terminó después de que José dejó Kirtland para mudarse a Missouri. Después de este evento inicial, José parece no haber enseñado sobre el matrimonio plural hasta que la Iglesia fue establecida en su nueva sede en Nauvoo. Según varias personas cercanas al Profeta, dudó en entrar o iniciar cualquier nuevo matrimonio plural durante ese tiempo.

Más de 20 cuentas registradas por testigos relatan que José fue visitado varias veces por un ángel con una espada desenvainada que le ordenó entrar en el matrimonio plural. Lorenzo Snow, Eliza R. Snow, Orson Pratt, Zina Huntington, Helen Mar Kimball, Erastus Snow, Mary Elizabeth Rollins Lightner, Benjamin F. Johnson y Joseph Lee Robinson dejaron realtos de la visita del ángel. Lorenzo Snow relató que “en la primavera de 1843 tuvo una larga conversación con el profeta José Smith, quien le explicó completamente la doctrina del matrimonio plural, y declaró que un ángel con una espada desenvainada lo había visitado y le había ordenado que entrara este principio”.

3. El matrimonio plural fue objeto de un amplio debate público en el siglo XIX.

La práctica del matrimonio plural fue anunciada públicamente en un sermón ofrecido por Orson Pratt en el Tabernáculo de Salt Lake en 1852. El élder Pratt se dirigió sobre varias preocupaciones acerca de la práctica, enseñando primero que “no es, como muchos han supuesto, una doctrina adoptada por ellos [Los Santos de los Últimos Días] para satisfacer los deseos carnales y los sentimientos del hombre; Que no es el objetivo de la doctrina “. El élder Pratt enseñó que el matrimonio plural es una manera “por la cual una posteridad numerosa y fiel puede ser levantada y enseñada en los principios de justicia y verdad “. El élder Pratt también enfatizó que los matrimonios plurales no se realizaron de manera aleatoria o fortuita, sino bajo la dirección del sacerdocio como en la antigüedad. “Un hombre tiene el poder de dirigir la llave para consultar al Señor”, enfatizó, “y decir si yo, o estos mis hermanos, o cualquiera del resto de esta congregación, o los Santos sobre toda la faz de la tierra puede tener esta bendición.”

La práctica inmediatamente se convirtió en fuente de controversia internacional y fue ampliamente debatida, especialmente en los Estados Unidos. Mark Twain una vez bromeó diciendo que superó a un anciano mormón en un debate sobre la poligamia al citar Mateo 6:24, que dice: “Ningún hombre puede servir a dos amos”. En realidad, se celebró un debate muy divulgado entre el élder Orson Pratt y JP Newman, del Senado de los Estados Unidos. En una pelea de combate verbal que ocurrió durante tres días en el Tabernáculo de Salt Lake, el élder Pratt comparó a Newman a cada paso mientras debatían la base bíblica para el matrimonio plural. Al final del debate ambos bandos declararon la victoria, aunque las evaluaciones posteriores favorecieron los argumentos y habilidades del élder Pratt como un gran argumentador. Un escritor católico lamentó la actuación de Newman, escribiendo que “cualesquiera que fueran sus calificaciones como parte del Senado o sus méritos como orador, [él] no resultó ser un estudioso de las Escrituras ni un debatiente apropiado”.

4. El matrimonio plural fue debatido ante la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Después del anuncio público del matrimonio plural, la oposición a la práctica se intensificó en los Estados Unidos. En varias ocasiones en la década de 1850, los miembros de los partidos republicano y demócrata propusieron nuevas leyes para proscribir la práctica. La plataforma republicana de 1856 categorizó el matrimonio plural con la esclavitud como las “reliquias gemelas de la barbarie”.

Los Santos de los Últimos Días consideraban al matrimonio como una ordenanza religiosa y no civil, sintiendo la obligación de obedecer los mandamientos de Dios sobre lo que consideraban injusta interferencia federal. Al sentir sus derechos protegidos por la Primera Enmienda de la Constitución, los líderes de la Iglesia propusieron un caso de prueba para probar (o refutar) la legalidad de las nuevas leyes que el Congreso había aprobado contra el matrimonio plural. Brigham Young en 1875 solicitó a un hombre para representar a la Iglesia, este fue George Reynolds, de 31 años de edad. Reynolds, un joven modesto, había servido como secretario de varios líderes prominentes de la Iglesia y se había casado con una segunda esposa pocos meses antes de que su caso fuera sometido a los tribunales federales. En vez de un juicio cortés que los líderes de la Iglesia esperaban, el juicio pronto degeneró en una exhibición espeluznante y explotadora. Un punto crítico en el juicio fue cuando la segunda esposa de Reynolds, Amelia, entonces embarazada con su primer niño, fue arrastrada ante la corte y obligada a atestiguar contra su marido.

Durante los últimos años de la década de 1870, el caso Reynolds se abrió paso a través de varios juicios difíciles adicionales, eventualmente apelando hasta el Tribunal Supremo. En julio de 1879, la Corte Suprema confirmó la condena de Reynolds. Reynolds voluntariamente se sometió a pasar 18 meses viviendo en condiciones deplorables en prisiones en Nebraska y Utah. Reynolds pasó su tiempo en la prisión preparando la primera concordancia (una lista alfabética de todas las palabras en un texto y los lugares donde cada uno ocurre) del Libro de Mormón y fue nombrado por sus compañeros santos como “un mártir vivo a la causa de Sión”.

5. El Manifiesto fue sólo el comienzo del fin del matrimonio plural.

El 6 de octubre de 1890, el Presidente Wilford Woodruff emitió una declaración oficial, conocida hoy como el Manifiesto (Declaración Oficial 2). El Manifiesto se dirigió al gobierno de los Estados Unidos cuando especificó: “No estamos enseñando poligamia, ni matrimonio plural, ni permitiendo que ninguna persona entre en su práctica”. El Manifiesto fue sostenido por el consentimiento común y se convirtió en “autoritario y vinculante” para toda la Iglesia y sus miembros que viven en los territorios de los Estados Unidos.

Este movimiento para terminar el matrimonio plural, sin embargo, planteó una serie de preguntas complicadas. Por ejemplo, ¿el Manifiesto tenía alguna relación con los matrimonios plurales que ya existían? El Presidente Woodruff explicó: “Este Manifiesto sólo se refiere a los futuros matrimonios, y no afecta a las condiciones del pasado. No he hecho, no puedo, y no pediría que abandonen a sus esposas e hijos. Esto no se puede hacer con honor”.

Algunos miembros de la Iglesia continuaron realizando matrimonios plurales en forma limitada en Canadá y México, donde se creía que la práctica era legal. Algunos entre la jerarquía de la Iglesia continuaron realizando nuevos matrimonios plurales en desafío a la ley.

Un segundo manifiesto fue publicado en 1904 por el presidente Joseph F. Smith, que hizo la solemnización de nuevos matrimonios plurales punibles con la excomunión. Dos apóstoles, Matthias Foss Cowley y John W. Taylor, se negaron a sostener esa acción y fueron retirados del Quórum de los Doce Apóstoles en octubre de 1905. A partir de 1908, el Manifiesto del Presidente Woodruff fue agregado a Doctrina y Convenios y ha sido incluido en cada edición desde entonces. Dentro de una generación después del Manifiesto, la práctica del matrimonio plural había desaparecido y sigue siendo una época fascinante en la historia de la Iglesia.

También recomendamos: ¿Por qué se tuvo que restaurar el Matrimonio Plural?

Fuente: LDSliving

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Camila Meza Lillo

Camila Meza Lillo

Artículo por Camila Meza. En el ejercicio de su profesión de Arquitecto ha aportado a varios proyectos de La Iglesia. Le gusta viajar y aprender de las distintas culturas. Gracias a una de sus pasiones: la música, tuvo la oportunidad de conocer a su esposo, en los coros de Navidad de Instituto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *