5 Cosas que cada mormón debería saber sobre Eva, la madre de todos

traducido por Hernán Toledo M.

artículo de opinión por John Thompson H., profesor de religión de Harvard.

Las opiniones y creencias acerca de la madre de la raza humana son amplias y variadas, especialmente de una religión a otra. Aquí hay 5 puntos de vista de apóstoles, profetas y otros expertos que pueden influir en la forma de pensar acerca de nuestra gloriosa madre Eva.

1. Eva fue una de las “nobles y grandes” en la preexistencia.

Elder Bruce R. McConkie declaró: “Eva, una hija de Dios, uno de los descendientes del Todopoderoso Dios… fue una de las nobles y grandes en la preexistencia. Ella estuvo en la medida de estatura espiritual, fe y devoción, de conformidad con la ley eterna junto a Miguel (Adán).”

Élder McConkie enseño que la más grande de los espíritus femeninos fue María, quien fue preordenada para ser la Madre del Hijo de Dios, y que Eva también se regocijo en su preordenación de ser la compañera del primer hombre, la cabeza de la raza humana.

“Cristo y María, Adán y Eva, Abraham y Sara y una multitud de hombres fuertes y mujeres por igual… estaban entre ‘los nobles y grandes’, a quienes el Señor Jesús, dijo: “Descendamos, porque hay espacio allá, y tomaremos de estos materiales, y haremos una tierra sobre la cual éstos puedan morar”.

2. Eva era una compañera en el Jardín del Edén, no una participante pasiva o incompetente.

El presidente Ezra Taft Benson enseñó: “En el principio, Dios puso a una mujer en un papel de acompañante con el sacerdocio. Los dioses aconsejaron y se lee que “no era bueno que el hombre esté solo; por consiguiente, le haré ayuda idónea para él. “(Moisés 3:18.) ¿Por qué no era bueno que el hombre esté solo? Si se trataba solamente de soledad, podría haber proporcionado otro tipo de compañía. Pero él proporcionó a una mujer, porque ella iba a ser compañera del hombre. Ella actuaría en asociación con él”.

Eva fue preordenada para ser una compañera o socia, una organizadora, una constructora y una creadora de caminos para que se cumpliese el gran plan. Ciertamente, estos papeles esenciales y la autonomía se oponen directamente a las imágenes de “pasividad elocuente” o “pecador incipiente” que han penetrado en la percepción social de Eva.

3. Los profetas han tenido visiones de Eva en el más allá.

La revelación moderna nos dice mucho sobre la magnificencia deEva. En su visión de la redención de los muertos, el presidente Joseph F. Smith vio a los profetas reunidos en el paraíso: “Entre los grandes y poderosos que se hallaban reunidos en esta vasta congregación de los justos estaba el padre Adán,. . . y nuestra gloriosa madre Eva, con muchas de sus fieles hijas que habían vivido a través de los siglos “(D. y C. 138: 38-39). Zebedeo Coltrin recordó que él y Oliver Cowdery habían compartido una visión con el Profeta. Joseph Smith tomó a los Hermanos Coltrin y Cowdery por sus brazo y le dijo: “Vamos a dar un paseo.” Después de llegar a un lugar “donde había un poco de hierba hermosa, vides y abedules… el presidente Joseph Smith dijo, ‘Oremos.’

“[Ellos] los tres oraron, Joseph, Oliver, y [Zebedeo]. El hermano José les dijo entonces: “Ahora hermanos, vamos a ver algunas visiones.

“. . . Los cielos se abrieron poco a poco, y vieron un trono de oro, sobre una base circular, y se sentaron en el trono un hombre y una mujer, quien tenía el pelo blanco y un vestido de extrema blancura. Eran los dos ejemplares más bellos y perfectos de la humanidad que jamás había visto. José dijo: “Ellos son nuestros primeros padres, ‘Adán y Eva.”

“Adán era un hombre de anchos y grandes hombros, y Eva, como mujer, era grande también en proporción.”

Ambas visiones dan testimonio de la rectitud de Eva y de su contribución, porque muestran a Eva después de su vida en la tierra. Había cumplido su misión importante de forma gloriosa. Exaltada, ella continúa su reinado, al lado del poderoso Adán.

4. Satanás no engañó plenamente a Eva.

Se lee en el texto bíblico que Satanás engañó a Eva. Sin embargo al conocer un poco más de la connotación de las palabras en este texto ayuda a comprender cómo fue engaña y hasta qué punto.

La Dra. Nehama Aschkenasy explicó que la palabra hebrea que ha llegado a ser traducida como “engañada” es una forma verbal inusual. Debido a que está fuera de uso, es casi imposible de traducir. “Es seguro decir que indica una experiencia intensa de varios niveles que evoca gran  esfuerzo emocional, psicológico y / o trauma espiritual.”
Aschkenasy escribió acerca de esto en su libro sobre Eva. El uso de esta palabra en la narración bíblica “deja claro que Eva fue motivada por un conjunto complejo de variables interiores, ancladas no sólo en su físico, sino también en su naturaleza intelectual.” Ella indicó, además, su creencia de que esta intensa experiencia multinivel causó que Eva diera paso atrás, reevaluara, y reflexionara sobre el árbol de la ciencia del bien y del mal.

Nos hace una idea de que hubo un proceso de pensamiento en Eva (Moisés 4:12), lo que indica que su intercambio con Satanás (o la serie de intercambios) habían evocado en Eva un examen de todo tipo de experiencias humanas: “Y cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer… se convirtió en agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió, y dio también a su marido… y lo hizo comer ” (énfasis añadido). Eva primero se dio cuenta y declaró una verdad en relación con el árbol y lo que representaba, informa Elder H. B. Roberts. Señala: “Que se observó que el árbol de la ciencia, a pesar de que representaba la muerte, en ninguna parte se llamaba un” árbol malo”, o que su fruta fuese mala. . . . Más bien lo contrario: se incluyó entre los árboles agradables a la vista, y buenos para comer, en el mismo versículo en que es nombrado (Génesis 2:9)”.

Después de consumir el fruto, Eva reconoció la exactitud de sus acciones y la necesidad de ellas. Algún tiempo después, ella expresó sus sentimientos con un sermón alegre lleno de alabanza y acción de gracias: “Si no fuera por nuestra transgresión, nunca habríamos tenido posteridad, ni hubiéramos conocido jamás el bien y el mal, ni el gozo de nuestra redención, y la vida eterna que Dios concede a todos los obedientes “(Moisés 5:11). Estas emotivas palabras pronunciadas por la madre de todos los vivientes trajeron seguridad a sus hijos, a los anfitriones de los espíritus en espera, y para su amado esposo, Adán.

No fue engañada enteramente, porque comprendió la necesidad de la caída, pero es correcto que las Escrituras digan que fue engañada pues en algunos concepto debió haberlo sido. Por ejemplo, en que no moriría, pues de cierto sí que iba a morir.

5. Dios no maldijo a Eva después de que ella comió del fruto.

Dios habló a Eva de lo que iba a experimentar mientras abrazaba su destino de ser “la madre de todos los vivientes” (Moisés 4:26) ya que ella y Adán cumplirían con el mandamiento de Dios de multiplicarse y llenar la tierra. Estas enseñanzas fueron seguramente entendidas como instrucción para las hijas de Eva, que se derivarían de ella. Fueron preservadas como escritura.

En vista de ello, las palabras del Señor a Eva podrían parecer duras: “Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces. Con dolor darás a luz los hijos” (Moisés 4:22). Hugh Nibley señaló: “La clave es la palabra para el dolor, atsav, es decir, trabajo, ir a trabajar, sudar, hacer algo muy duro. Multiplicar no significa añadir o aumentar, pero sí repetir una y otra vez; la palabra en la Septuaginta es plethynomai, cque quiere decir que esta tarea en Eva y su descendencia sería múltiple: ella tendría muchos niños”.

Fuente: LDSChurch

Artículo elaborado por Hernán Toledo M., Ingeniero Industrial. Apasionado de las letras y las artes. Con interés en enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Misionero, Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión, Maestro de Seminario, entre otros.

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, MBA, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto, de Seminario, y Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Director Sala de Prensa para La Iglesia en Chile, Área Sudamérica Sur

3 comments on 5 Cosas que cada mormón debería saber sobre Eva, la madre de todos

  1. Edo Sepu Veda,es ud realmente miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos dias? los mormones no descalificamos a las personas tratamos con respeto, si no le gustan los artículos del hno Toledo no los lea, conozco al hno Toledo fué secretario en mi barrio y maestro de la escuela dominical es una persona confiable , honesta, respetuosa, humilde, y eso es lo que le falta a ud hno Edo Sepu Veda, respeto y humildad

  2. La verdad os hará libres! En tanto recordamos la verdad que esta impegnada en el alma podemos reconocer que no hay motivo para sentir culpa por lo tanto podemos elegir usando el libre albedrío que nos fue dado,elegir a Dios con alegría y no con miedo ni culpa! Y elegir ser felices en la tierra, y ayudar a otros a serlo, y sentir así que todos somos uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *