3 Tipos de “Testimonios” que debemos Evitar según los Profetas

Por Jeremy Goff

La reunión de testimonios no pretende ser un evento de micrófono abierto. No es el foro apropiado para que la gente haga bromas, confesiones, trucos publicitarios o llamadas a la atención. Estos NO son testimonios. De hecho, los profetas nos han dicho realmente los tipos de testimonios que no son apropiados. Pero tan importante como saber cómo podemos compartir un testimonio verdadero es también no juzgar a otros por su testimonio. Con ese entendimiento, aquí hay tres tipos de testimonios que debemos dejar de compartir durante la reunión de ayuno y testimonio y lo que debemos hacer en su lugar.

1. Un sermón-monio
Todo el mundo ha escuchado un sermón-monio. La persona se acerca al púlpito y procede a compartir citas, escrituras y lecciones sobre un tema que ellos piensan que necesitamos oír. No hay nada malo en compartir una cita o versículo y testificar sobre ello. Pero no sermonice; No es el lugar correcto y no tiene la autoridad para apoderarse de una reunión como esa.

“Un testimonio no es una exhortación; no es un discurso (ninguno de ustedes está ahí para discursar al resto); . . . En el momento en que comiencen a predicar a los demás, ahí terminó el testimonio”. – Spencer W. Kimball (Enseñanzas de los Presidentes De la Iglesia, Spencer W Kimball, Capítulo 8)

2. Un viajero-monio
El viaje-monio sucede a menudo durante los meses del verano. Como misionero, vimos un miembro “testificar” acerca de un viaje en balsa por el río durante tanto tiempo que uno de nuestros investigadores se levantó y salió de la reunión. Fuimos a su casa justo después de la iglesia y nos dijo: “¡Eso no era iglesia!” Los diarios de viaje no son malos en sí, pero no son testimonios. El propósito de una reunión de ayuno y de testimonio no es hablar de sus vacaciones a California, Nauvoo, o Kirtland o Disneylandia. Es testificar de la veracidad del evangelio. Seguro que puede hacer referencia a que recientemente visitó X,Y o Z y fortaleció su testimonio. Pero cuando sus vacaciones son más prominentes que el evangelio, su testimonio es un monográfico de viaje.

Los mismos principios se aplican al Salud-monio donde usted habla de sus problemas de salud. Compartir brevemente un milagro de fe por la curación a través del sacerdocio bendición/oración/ayuno está totalmente bien. Personalmente me encantan estos milagros, pero detallar un historial de salud donde este se convierte en el enfoque en lugar del evangelio, no lo es.

“Un testimonio del Evangelio no es un itinerario de viajes, ni un historial médico, ni es una expresión de amor hacia los miembros de la familia; no es un sermón.”. – Dallin H. Oaks (Testimonio, Conferencia, Abril 2008)

 3. Un historia-monio.
A menudo caigo en la trampa de historia-monio. Creo que muchos de nosotros lo hacemos. El problema con un historia-monio es que no es un testimonio sino una charla. Los discursos más poderosos que he escuchado en las reuniones sacramentales fueron las historias de conversión a un principio particular. Cuando a los miembros no se les da la oportunidad de dar un discurso sobre su historia de conversión, vuelven a dar testimonios sobre su historia.

Mi Obispo, cuando regresé a casa, decidió cambiar eso. Ya no se pediría a nadie que diera un discurso basado en discursos de la conferencia; En cambio, compartirían su historia de conversión. Por qué se unieron a la iglesia, o cómo se convirtieron a temas X, Y o Z. Cuando eso ocurrió, los miembros se dieron cuenta de que su historia de conversión era un discurso, no un testimonio.

“Debemos reemplazar los relatos, los itinerarios de viajes y los sermones con testimonios puros”.
Russell M. Ballard (Testimonio Puro, Conferencia, octubre de 2004)

Pero ¿qué pasa con el Agradecimiento-monio?
Un agradecimiento es un testimonio en etapa de plántula (desarrollo en plantas). No hay nada malo en pararse y dar gracias. Después de todo, se nos ordena que seamos agradecidos. Sé que cuando estaba orando por un testimonio y no tenía uno a menudo, sólo podía dar gracias, ¡y cuán agradecido estoy ahora de haber aprendido a testificar! Pero al igual que cualquier semilla debe brotar cada vez más. De este tipo de testimonio el Elder Ballard enseñó y cito:

“Con frecuencia escuchamos a algunos miembros, y especialmente a los niños, expresar su testimonio, enumerando las cosas por las que están agradecidos: su amor por la familia, la Iglesia, sus maestros y sus amigos. Para ellos, el Evangelio es algo por lo que están agradecidos porque les hace sentir felices y seguros. Ése es un buen comienzo, pero los testimonios deben ser mucho más; desde temprana edad, deben estar afianzados en los primeros principios del Evangelio..

… demasiados testimonios de nuestros miembros se basan en decir “Estoy agradecido” y “Amo a”, y que muy pocos son capaces de decir con humilde pero sincera claridad: “Yo sé”. Como resultado de ello, nuestras reuniones a veces carecen del fundamento espiritual rico en testimonio que conmueve el alma y que surte un impacto significativo y positivo en la vida de las personas que los escuchen.”.

Russell M. Ballard (Testimonio Puro, Conferencia, octubre de 2004)

Entonces, ¿Qué es un testimonio?
Están allí para expresar su testimonio. Es asombroso lo que se puede decir en sesenta segundos de testimonio. . .Basta que digan lo que sientan en su interior. Eso es el testimonio. “
Spencer W. Kimball (Enseñanzas de los Presidentes De la Iglesia, Spencer W Kimball, Capítulo 8)

¿Con qué frecuencia debo compartir mi testimonio?
“¿Creen que pueden pasarse tres, seis, nueve y doce meses sin ofrecer su testimonio y todavía mantenerlo íntegro?”
Spencer W. Kimball (Enseñanzas de los Presidentes De la Iglesia, Spencer W Kimball, Capítulo 8)

“Los que tienen un testimonio del Evangelio restaurado también tienen el deber de compartirlo“.
Dallin H. Oaks (Testimonio, Conferencia, Abril 2008)

No siento como si tuviera un testimonio, ¿qué puedo hacer?

Obtenemos el testimonio o lo fortalecemos al expresarlo…Los testimonios se obtienen mejor al estar de pie expresándolos, que al estar de rodillas orando para recibirlos.
Dallin H. Oaks (Testimonio, Conferencia, Abril 2008)

 

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Camila Meza Lillo

Camila Meza Lillo

Artículo por Camila Meza. En el ejercicio de su profesión de Arquitecto ha aportado a varios proyectos de La Iglesia. Le gusta viajar y aprender de las distintas culturas. Gracias a una de sus pasiones: la música, tuvo la oportunidad de conocer a su esposo, en los coros de Navidad de Instituto.

1 comment on 3 Tipos de “Testimonios” que debemos Evitar según los Profetas

  1. Muy bien! La barrera del idioma me aterroriza
    pararme frente a los hermanos y dar mi testimonio. Ya se que no tengo que contar mi historia como me converti, sino testificar que Jesucristo es mi Salvador y Redentor, y que la Iglesia de Jesucristo fue restaurada a través de Jose Smith. Lo expreso de corazón, pués es la verdad! No puedo negarlo, pues si oré y recibí, eso me hace fuerte, ni para escuchar nada que se diga de la Iglesia de Jesucristo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *