3 Consejos para Llegar a Tiempo a la Iglesia con Hijos Pequeños

¿Llegas tarde a la iglesia constantemente? Incluso cuando tienes la iglesia a las 1 p.m., ¿sigues teniendo problemas para salir por la puerta a tiempo con tus hijos? ¿Luchas constantemente el domingo por la mañana entre las peleas, el zapato perdido y el agujero negro que te quita el tiempo en la mañana? He estado allí. De hecho, la mayor parte del tiempo todavía estoy allí. Aquí hay 3 consejos simples para ayudarte a ti y a tus hijos a llegar a la iglesia a tiempo, todo mientras mantienen su cordura.

1. Haz que tus hijos duerman con la ropa de iglesia.

Esto es para aquellos de nosotros en “modo de supervivencia”, no para aquellos que son perfeccionistas antiarrugas. Si esto no funciona para ti, al menos prepara toda la ropa y trenza el cabello de la niña la noche anterior. Ten los calcetines separados, cordones sueltos, ¡cualquier cosa ayuda!

2. Coman el desayuno en el automóvil en el camino.

Prueba barras de granola o plátanos o prepara avena la noche anterior y así estará lista cuando te despiertes.

3. Empaca tu bolso o mochila la noche anterior y tenla esperando junto a la puerta.

Si eres como yo, tienes cientos de cosas diferentes por empacar. Necesitas bocadillos para diferentes grupos de edad, guardando los mejores bocadillos en los bolsillos ocultos de tu bolso. Recuerda llevar los diferentes juguetes, objetos y actividades para sobrevivir a la reunión sacramental. No olvides todo lo que necesitas para tu llamamiento, pañales y, probablemente, un par de prendas adicionales para tu bebé, porque seamos sinceros, hay una gran posibilidad de que los necesite.

Recuerda: la perfección no es el requisito

Recordemos lo que realmente importa. No es si el cabello de tu hijo está perfectamente partido o si solo tiene un zapato. No importa si tus hijos juegan en silencio con un libro casero y tranquilo o si tiran la camisa de la persona que tiene delante. Lo que importa es que TÚ estás tratando de hacer lo mejor posible. Pon tu fe en acción yendo a la iglesia, incluso cuando a veces se sienta como más trabajo de lo que vale.

El élder Uchtdorf nos animó en su mensaje de la Conferencia General de octubre de 2017, “El anhelo de volver a casa”.

Aquellos que escuchan el llamado interior y buscan a Dios, aquellos que oran, creen y recorren el camino que el Salvador ha preparado —aunque a veces tropiecen en la senda—, reciben la consoladora certeza de que “todas las cosas obrarán juntamente para [su] bien”. Porque Dios “… da fuerzas al cansado y multiplica las fuerzas del que no tiene vigor”. “Porque siete veces cae el justo y vuelve a levantarse”.

Cuando estamos caminando torpemente hacia la iglesia 20 minutos tarde, y sentimos cualquier cosa menos que estamos bien vestidos, espero que podamos recordar las palabras del élder Holland: “Lo mejor del Evangelio es que recibimos crédito por intentarlo, incluso si no lo hacemos”. “Siempre tienes éxito”. Y podría agregar, incluso cuando sentimos que no hemos tenido éxito. Sus hijos notan sus esfuerzos. Ellos reconocen cuán importante es para ustedes el Evangelio de Jesucristo y asistir a las reuniones de la iglesia. Ver eso los ayudará a desarrollar sus propios testimonios.

Fuente: Millenial Mormon

 

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Camila Meza Lillo

Camila Meza Lillo

Artículo por Camila Meza. En el ejercicio de su profesión de Arquitecto ha aportado a varios proyectos de La Iglesia. Le gusta viajar y aprender de las distintas culturas. Gracias a una de sus pasiones: la música, tuvo la oportunidad de conocer a su esposo, en los coros de Navidad de Instituto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *