25 maneras de orar

traducido por Camila Meza.

Una de las mayores bendiciones que gozamos como hijos de un Dios amoroso, es la oportunidad de conectarse con él a través de la oración personal.

Nosotros, los mormones seguimos un patrón básico en nuestras oraciones – nos dirigimos a nuestro Padre Celestial con reverencia, damos gracias, pedimos a Dios por nuestras necesidades y deseos, y terminamos en el nombre de Jesucristo.

Aunque esa es nuestra estructura de la oración, hay múltiples maneras de orar que se determinan por nuestra situación, ubicación y momento en el que nos encontramos.

¿Por qué ora la mayoría de la gente?

Una reciente encuesta realizada por LifeWay Research y publicada por Religion News Service muestra que los americanos oran por lo siguiente:

  • Familia o amistades — 82%
  • Sus propios problemas o dificultades— 74%
  • Agradeciendo bendiciones recientes — 54%
  • Por sus propios pecados — 42%
  • Por las personas afectadas por desastres naturales — 38%
  • Aprecio por la grandeza de Dios — 37%
  • Prosperidad futura — 36%
  • Personas de otras creencias o sin creencias — 20%
  • Lideres del Gobierno— 12%
  • Celebridades o personas públicas — 5%
  • Ninguna de las anteriores — 2%


Probablemente los mormones oramos acerca de todas estas cosas, pero probablemente añadimos a nuestros misioneros, miembros de las fuerzas armadas, los líderes de la iglesia, y cada vez más seguido, pidiendo que Jesús venga pronto.

¿Cuántas maneras hay de orar?

Podríamos necesitar recordar que hay muchos tipos de oraciones, y puede ser que deseemos elegir una forma específica según nuestras circunstancias. Esto nos puede ayudar a centrar nuestras mentes, corazones y nuestra fe en un sólo propósito cuando oramos. Aquí hay 25 maneras de orar y que posiblemente desee probar.

  1. La oración de gratitud

El momento perfecto para reconocer la grandeza y la bondad de Dios. Es siempre una experiencia maravillosa para simplemente dar gracias y no pedir nada.

2. La oración por el perdón

Para esto, se necesita preparación. Primero debemos reconocer nuestra lejanía de Dios y el deseo de reconciliarse con Él. Este es un primer paso en el proceso de arrepentimiento y comienza con la comprensión de que nuestros pensamientos y acciones han ofendido a Dios.

3. La Oración sobre el Sacrificio

Una de las grandes maneras de orar es sobre sus diezmos y las ofrendas de ayuno, o la colcha que usted hizo para la ayuda humanitaria. Notificar a Dios que usted está haciendo una ofrenda, y desea que vaya a la construcción del Reino, ayudar a los pobres, o rescatar a los afligidos. Estas se deben enviar con una oración en su corazón y trate de imaginar a las personas que podrían beneficiarse de su ofrendas.

4. La Oración al levantarse

¿La oración con la que se saluda el día difiere de la oración que lo termina? Tal vez lo debería. Productividad, seguridad, orientación, y la compañía del Espíritu Santo son todos necesarios a medida que comienza su día. También gracias por una noche de sueño y la constatación de que se ha despertado en buena forma.

5. La Oración al termino de la jornada

Lo que es un buen momento para revisar el día y arrepentirse de una palabra dura, el juicio apresurado, el mal pensamiento. Aquí es cuando podemos pensar en nuestros hijos y orar por cada uno de ellos.

6. El Reconocimiento de los hijos del Padre Celestial a nuestro alrededor

Una vez antes de una comida en un restaurante animado, mi amigo pronunció una oración tranquila pero audible… y pidió a Dios que bendijere a todos en ese restaurante con las necesidades y los deseos justos de sus corazones. De repente, mi mente y corazón despertó por las personas que me rodean. Seres extraños que habían ignorado antes. Fue una transición milagrosa y bendita…

7. La oración antes de una comida

Si alguna oración mormona se ha convertido en protocolar, es esta. Un gran ejercicio de noche de hogar sería diseccionar esta oración y ver de lo que realmente trata. Siempre estoy agradecido de tener comida disponible cuando lo quiero, una bendición desconocida para muchos de los hijos de Dios en la tierra.

8. La Oración después de una comida

Los mormones no hacen esto, pero Judios lo hacen, y piensan en el valor de agradecer a Dios por una comida bien disfrutada después de hacerlo.

9. La oración de invocación

Una invocación es el acto o proceso de formular una petición de ayuda o apoyo; una oración de súplica (como en el inicio de un servicio de culto). Por lo tanto, una invocación sería la oración de apertura en cualquier reunión de la iglesia, pero podría también ser la oración en el momento en que usted está partiendo en un viaje o comenzando la escuela.

10. La oración de Bendición

Sorprendentemente, una bendición es también una invocación. Invocamos las bendiciones de Dios en la clausura de una reunión de la iglesia u otro evento. Por lo general, la bendición es la oración final, la pequeña bendición  con la que se concluye el culto público, pero podría también ser la oración de agradecimiento después de un viaje exitoso o semestre en la escuela.

11. El Salmo

La mayoría de nosotros no son compositores, pero la mayoría de nosotros somos cantantes. Dios ha dicho, “Porque mi alma se deleita en el canto del corazón; sí, la canción de los justos es una oración para mí, y será contestada con una bendición sobre su cabeza “(D. y C. 25:12). Observe que el Señor no dijo nada acerca de lo bien que cantan. Canten los himnos como si hubieran escrito las palabras ustedes mismos, y se convertirá en una de las maneras más fuertes de orar.

12. La oración en comunión

Muchas oraciones realizadas por los mormones son para la congregación, así también lo son las oraciones de apertura en la reunión sacramental o de la Sociedad de Socorro, pero este punto se refiere específicamente a la Iglesia y al Reino de Dios que está sucesivamente en preparación para la segunda venida de Cristo. La mayoría de las oraciones en el antiguo Israel eran comunales en que eran oraciones por todo Israel, y no sólo para el individuo. Estas oraciones pueden ser inspiradas para el trabajo misional, para la ayuda humanitaria, para nuestros líderes de la iglesia,  para los de sincero corazón en el mundo para estar preparados para recibir el Evangelio.

13. La oración en el templo

Por todos aquellos cuyos nombres se han presentado debido a sus dificultades o enfermedades, éstas tienen un profundo poder especial, no sólo por donde se lleva a cabo la oración, sino que debido a la dignidad de quienes participan de esta.

14. La oración por la sanación

A menudo acompañada por el ayuno y con amigos y familia participando, estas oraciones son elevadas en casos de emergencia cuando un ser querido está enfermo o lesionado. Cuando el poder del sacerdocio no está presente, la oración de fe puede traer sus propios milagros.

15. La Oración del Recuerdo

En los tiempos del Antiguo Testamento, el izkor, o la oración de muertos, fue pensada para ayudar en la salvación de ellos. Pronunciamos estas oraciones de recuerdo en días festivos establecidos para recordar todos nuestros muertos, o de aquellos que murieron en la batalla. Podemos orar por los antepasados y que acepten el Evangelio en el mundo de los espíritus. Podemos orar por aquellos cuyos nombres representamos en el templo. Otra forma de recordar es contar nuestras experiencias espirituales que son las anclas de nuestra fe.

16. La oración Sacramental

Esta es quizás la única oración en el mormonismo que está pre-escrita y se lee textualmente. De hecho, debe estar perfectamente recitada, porque es una ordenanza.

17. La oración de convenios

Hacemos convenios en el bautismo y en el templo, pero también hacemos convenios personales y privadamente en las oraciones elevadas a nuestro Padre en el Cielo. Puede ser que se recuerden de la experiencia de Lucy Mack Smith, quien, enfermó y ya punto de morir, hizo convenio con Dios que si Él salvaría su vida, ella lo buscaría con todas sus fuerzas. Ella se recuperó y mantuvo ese convenio.

18. La oración por la Ayuda del Servicio

Esta es la oración de las maestras visitantes y los maestros orientadores en su intento de ser perceptivo a las necesidades de las familias que enseñan; También de la Sociedad de Socorro, la Primaria y otras presidencias auxiliares a medida que buscan orientación en el servicio que prestan. Algunos miembros de la Iglesia afirman que estas oraciones son las que provocan las respuestas más estimulantes, las experiencias más espirituales.

19. La oración por la guía para tomar decisiones

¿Debería elegir esta universidad, casarse con esta persona, trasladarse a esta ciudad, unirse a los militares, servir en una misión? El Señor promete una guía para estas decisiones que cambian la vida, y las respuestas que recibimos son a menudo tan reveladoras, que se convierten en anclas espirituales para nosotros todo el resto de nuestras vidas.

20. La oración Política

Si el estudio mencionado anteriormente es correcto, no muchos de nosotros estamos orando por nuestros líderes gubernamentales. O por buenas personas a elegir para ser voluntario para dirigir. O por la bondad moral de triunfo en la comunidad pública.

21. La Oración de Preparación

¿Tiene suficiente agua en su almacenamiento de emergencia? ¿Le ha preguntado al Padre Celestial esa pregunta? Un padre Mormón en Haití se inspiró para arreglar su puerta trasera. Luego, Haití sufrió un devastador terremoto. De no haberlo hecho así, él y su esposa no habrían escapado a su patio trasero a tiempo para evitar que un muro de piedra en ruinas cuyo colapso podría haberlos matado. ¿Qué preparación específica necesitamos para nuestros propias circunstancias personales?

22. La oración de desesperación Impotente

El viejo dicho es que no hay ateos en las pruebas finales, porque todos están orando por sus vidas. Esto es cuando usted está en el final de la cuerda y sólo Dios puede salvarlo. Para muchos, esta es su primera experiencia con la oración personal.

23. La oración de rendimiento de la voluntad

A menudo, esta oración sigue # 22 (la oración de desesperación impotente) después de que haya sido respondida, y # 1 (la oración de agradecimiento). En ella, confesamos la falibilidad de nuestra propia voluntad, y nos rendimos a Dios. Realmente la única cosa de valor que tenemos que darle, es el don de nuestra voluntad que en su cuidado puede ser el verdadero comienzo de nuestras vidas como verdadera aventura.

24. La oración de liberación

A partir de esta vida a la otra. Es nuestra bendición final sobre todo lo que es temporario y temporal. Es en ese momento que empezamos a ver lo que es realmente importante.

25. La oración por los que han quedado atrás

¿Nos damos cuenta de que los mortales de la tierra no son los únicos que oran? Millones y millones de personas que han precedido y que ya han pasado al otro lado están orando por nosotros, y por la voluntad de Dios sea hecha; para que el mal sea finalmente derrotado, y el plan de salvación pueda lograr su fin. ¿Alguna vez ha contemplado que mientras usted está orando fervientemente por un lado, sus antepasados y los ángeles del cielo están orando para que no se quede con esa dirección, por lo que algo mejor vendrá a suceder? La oración y obtener respuestas a las oraciones pueden ser más complicado de lo que pensamos!

 

 

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Camila Meza Lillo

Camila Meza Lillo

Artículo por Camila Meza. En el ejercicio de su profesión de Arquitecto ha aportado a varios proyectos de La Iglesia. Le gusta viajar y aprender de las distintas culturas. Gracias a una de sus pasiones: la música, tuvo la oportunidad de conocer a su esposo, en los coros de Navidad de Instituto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *