10 razones por las que deberías ser mormón

por Steffany Rubi Faldmo

Nota previa del autor: Esta publicación no se debe considerer ofensiva. Sólo comparto lo que creo e invite a aprender más.

La mayoría de las personas que me conocen saben que soy miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Desde que el nombre parecía muy largo popularmente, también se nos conoce como “mormones”. Eso es porque leemos El Libro de Mormón al igual que la Biblia. Es otro testamento de Jesucristo, sólo que el libro fue escrito en la antigua América. ¡Es un libro impresionante que cambió mi vida!

Pero la razón principal por la que estoy escribiendo este artículo es porque me encanta ser Mormón, y quiero que sepan el por qué. Así que aquí hay 10 razones por las que tal vez tu deberías ser mormón, también. (Hay billones más, pero 10 ya es un buen comienzo.)

1. Jesucristo es el centro de nuestra fe.

Mucha gente cree que no adoramos a Jesucristo, pero sí lo hacemos. (Sólo echa un vistazo al nombre completo de la Iglesia.) Creemos en el mismo Jesucristo que otras religiones cristianas creen. Él es el Hijo de Dios y murió por nuestros pecados.

2. Dios aún habla al mundo mediante un profeta.

Recuerden que en la Biblia Dios llamó profetas. Bueno ¿adivinen qué? ¡Él aún lo hace! Hay un profeta viviente hoy en día llamado Thomas S. Monson, y también hay 12 apóstoles. José Smith fue el primer profeta de estos tiempos en ser llamado por Dios para restaurar La Iglesia de Jesucristo en la tierra. La única forma de saber que hay un profeta es escuchar lo que tiene que decir y orar para saberlo por sí mismos.

3. El Libro de Mormón es MÁS evidencia de Cristo.

En un mundo de gente con poca o ninguna fe en Jesucristo (aunque hay muchos que creen), es una bendición tener otro testamento de Jesucristo en forma de libro, al igual que la Biblia. El Libro de Mormón es el segundo testigo que muestra que Jesús es el Cristo, y ambos se pueden leer para aprender más sobre quién es Él y cómo podemos ser como Él. ¡Es magnífico!. Además, ¡es fácil de entender porque no se ha traducido un millón de veces, sino una sola vez!

4. No tenemos un clero pagado.

La mayoría de las religiones tienen un obispo o pastor pagado, y eso es su carrera de vida. Pero de los más de 15 millones de miembros en todo el mundo, desde el profeta a los obispos a los miembros, ninguno recibe pagos. Es a causa de nuestra fe en Cristo y en el orden que Dios ha usado para crear su Iglesia que todos estamos dispuestos a ofrecer gran parte de nuestro tiempo a la misma.

También seguimos el mandamiento del diezmo, donde el 10% de nuestros ingresos se destina a la construcción de iglesias y templos, la alimentación de los pobres, y a organizaciones de otras iglesias. Además, la Iglesia es exactamente la misma en todas las partes del mundo. Como debería ser.

Para ayudar a resolver algunas disputas, siento que debo mencionar que un pequeño estipendio se da para gastos de manutención al profeta y los apóstoles. Sin embargo, la mayoría de ellos se han retirado de trabajos exitosos cuando se les llama a servir. También hay puestos de trabajo asociados a los medios de comunicación de la Iglesia – pero estos no son llamamientos. Lo que quiero decir es que no tenemos personas que van a una escuela para convertirse en profetas, apóstoles u obispos y que este se convierte en su trabajo. Ellos son llamados por Dios y ofrecen su tiempo para servir.

5. ¡Tenemos el más grande programa misional de todos!

Actualmente hay alrededor de 80,000 misioneros en todo el mundo en 405 misiones. A ninguno se le paga. Ellos eligen su destino (el profeta y apóstoles lo hacen), van por 18 meses o 2 años, y comienzan a servir generalmente a los 18 años de edad. Incluso tenemos que ahorrar nuestro propio dinero para servir. ¿Por qué hacemos esto? Porque sabemos que esta es la verdadera Iglesia de Jesucristo y la iglesia traerá más felicidad y paz a tu vida de lo que nunca te podrías. Por eso serví una misión y lo volvería a hacer un millón de veces si pudiera.

6. Sabemos que la muerte NO separa a las familias.

Dios nos puso en esta tierra en familias para que podamos aprender y crecer juntos. Todos tenemos la necesidad de una unidad familiar en la que podamos aprender a evitar los males de este mundo y hacernos fuertes. Satanás está constantemente atacando a la familia hoy en día, ya que es lo más importante en nuestras vidas. Pero, ¿Dios nos puso aquí en familias simplemente para separarnos despues de la muerte? ¡Por supuesto que no! Es por eso que cuando nos casamos, no es hasta que la muerte nos separe, sino por todo el tiempo y eternidad. Esto se hace en los 146 templos en todo el mundo, donde las familias se unen todos los días.

7. Tenemos Templos.

Probablemente has visto un templo en fotos o en la vida real, sin embargo estos edificios no pretenden ser simplemente castillos imponentes. En tiempos antiguos, Dios ordenó a su pueblo a construir templos para efectuar las ordenanzas sagradas como el matrimonio, que he mencionado anteriormente. Con la restauración de Su Iglesia por medio del profeta José Smith, los templos se convirtieron en un mandamiento otra vez. Son hermosos y son la Casa del Señor en la tierra. Puedes sentir paz en esos lugares, incluso si simplemente caminas por sus jardines.

8. Tenemos la autoridad de Dios.

Nadie puede simplemente ponerse de pie y decir que tiene autoridad de Dios para comenzar una iglesia. Eso es lo que la gente pensaba en los días después de la muerte de Cristo y sus apóstoles. Muchas iglesias fueron creadas y muchas personas pensaban que podían organizar iglesias mejor les parecía. Muchos tenían buenas intenciones. Pero la autoridad dada por Dios para bautizar, predicar el evangelio, y mantener todas las llaves para administrar su iglesia en la tierra fue traída de vuelta y restaurada a través de un profeta, como lo fue en el pasado.

9. No somos perfectos, pero tenemos las mismas metas.

Mucha gente piensa que los miembros de nuestra fe son clones de robots perfectos. Al menos, eso es lo que se siente a veces. Nadie es perfecto, y todo el mundo en nuestra religión lucha con algo. No siempre podemos seguir nuestra fe a la perfección, cometemos errores, pero la mayoría de nosotros compartimos un mismo objetivo: tratamos de seguir el ejemplo de nuestro Salvador y estar unidos como familias por toda la eternidad.

10. Podemos ser felices por siempre.

De ninguna manera podría decir que ser mormón significa que no tendrás problemas. FALSO. Pero, muchos de nosotros podemos sobrellevar nuestros tiempos difíciles y nuestras luchas mucho más fácil gracias al conocimiento que tenemos.

La felicidad es mucho más abundante cuando seguimos las enseñanzas de Jesucristo y tratamos de ser mejores cada día. La gente a menudo me pregunta cómo puedo estar tan feliz todo el tiempo, y es porque sé de dónde vengo, por qué estoy aquí, y hacia donde voy.

Así que, ¿estas listo para ser mormón ? Bueno, tal vez aún no, pero puedes saber por ti mismo si todas estas cosas son ciertas, orando.

Solicita una copia gratuita del libro de Mormón haciendo clic aquí, o encontrarlo en línea aquí, o aún mejor invita a los misioneros a venir y compartir contigo haciendo clic aquí. Si esto es demasiado intimidante, sólo trata de charlar con los misioneros en línea aquí. No te arrepentirás.

¿QUÉ PUEDES PERDER?

Fuente: ldsliving.com

Comenta con tu Facebook

Comentarios

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Tumblr
The following two tabs change content below.
Hernán Toledo M.
Hernán Toledo M., es miembro, Ingeniero, apasionado por las letras y las artes. Ama enseñar el Evangelio continuamente. Ha servido como Secretario de Estaca/Barrio, Maestro de Instituto de Religión, de Seminario, y Miembro del Sumo Consejo. Actualmente sirve como Director Sala de Prensa para La Iglesia en Chile, Área Sudamérica Sur

2 comments on 10 razones por las que deberías ser mormón

  1. M e gusta, me bautice, pero me cuesta mucho ir a la Iglesia y no me queda lejos, pero siempre me quedo dormida no voy porque hace mucho frio porque llueve en fin siempre me sale algo y no voy quisiera ser una persona constante, y no es asi voy uno o dos domingos después me pierdo meses pero me encanta. MI madre pertenecio a la Iglesia mis hermanas también incluso hicieron misión y unas sobrinas también no se que pasa conmigo que no me motivo.

    1. Hola, espero que esté mejor. Yo le sugiero que pueda hacer cosas que le motiven. La motivación no es algo que se debe esperar a que llegue, sino que se busca y se persigue. Viene mediante incentivos. Esos los puede obtener en las Escrituras y la oración cada día. Abrazos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *